Mujeres afectadas en sus viviendas por una obra que realiza el empresario restaurantero, lo denuncian por abusivo y prepotente

Por: José Guadalupe Guerra Rivas

San Blas, Nay.- martes 08 de diciembre del 2020.- Vecinos del Puerto de San Blas señalan los presuntos abusos y la prepotencia del señor Domingo Gutiérrez y la forma de adueñarse de terrenos o solares en distintas partes de la cabecera municipal.
Señalan que es de todos conocido, como se adueñó de una franja de calle en el frente de su casa para ampliar su restaurant, en esta ocasión dicen los denunciantes, se valió de su amistad con el ex alcalde Hilario Ramírez Villanueva –Layín- y de la información que sacó siendo funcionario del ayuntamiento de San Blas como director de catastro.
Agregan que es también bien conocido como se adueñó del balneario de La Tovara afectando la economía de todos los lancheros, siendo este, un espacio público y también es público y bien conocido aseguran, cómo de manera gandaya, se aprovechó de un terreno que era propiedad de los comerciantes ambulantes y que fue adquirido con recursos del Municipio durante el periodo de Miguel Bernal Carrillo; descaradamente y con total impunidad -denuncian- Domingo Gutiérrez derribo una pared de su casa para ampliares y despojar a los comerciantes que aún mantienen un pleito legal contra este descarado y abusivo sujeto.
Así lo declara la señora Lulú Islas, quien hace esta denuncia porque ahora le toca ser una víctima más de Domingo Gutiérrez. La señora Lulú Islas y la señora Monserrat Villalobos, con domicilio en la calle Paredes y Michoacán en el Puerto de San Blas, señalan que, el fin de semana, por órdenes del señor Domingo Gutiérrez, el arquitecto Marcelino Topete Guerrero acudió con una máquina retro excavadora (pachará) a derribar una vivienda para construir una nueva edificación, el problema fue que el operador afecto las bardas y otras construcciones de ajenas al predio donde se construirá la obra, en el caso de Lulú Islas, fue la barda que divide su predio de la vivienda ya destruida, pero el temor de la señora Lulú, es que, conociendo la historia de abusos y despojos departe de Domingo Gutiérrez, este pretenda apoderarse de su terreno, o como sabe hacerlo meterse unos metros más.
Por el lado de la señora Monserrat, denuncia que los trabajos con la máquina que realizo el arquitecto Marcelino Topete Guerrero por órdenes de Domingo Gutiérrez, le afectaron las paredes de su casa y una escalera, Monserrat, comenta que el arquitecto se comprometió a reparar los daños, pero asegura que el arquitecto al igual que Domingo no goza de buena fama y que se sabe que Marcelino Topete Guerrero ya tiene antecedentes de hacer dagas en las obras que realiza. Por lo que piden a través de este medio, que alguna autoridad intervenga para frenar los abusos de Domingo Gutierrez.