Fue aprobado por los diputados un impuesto anual y permanente a las personas que sus fortunas superen los 4.3 millones de dólares

Bolivia; viernes 11 de diciembre del 2020/agencias.- La Cámara de Diputados de Bolivia, controlada por el oficialismo, aprobó este jueves una ley para cobrar un impuesto anual y permanente a las fortunas individuales por encima de los 4.3 millones de dólares y la derivó al Senado para su ratificación.
Ese cuerpo legislativo también aprobó otra norma para la devolución de un 5% de todas las compras facturadas a personas con ingresos menores a 9 mil bolivianos (unos mil 293 dólares). Ambas leyes fueron saludadas por el presidente Luis Arce.
Saludamos que la Cámara de Diputados haya aprobado dos importantes proyectos de ley dirigidos a reactivar la economía, como son el reintegro del RE-IVA a los trabajadores que perciban un salario mensual igual o menor a Bs 9 mil, y el del Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF)”, reaccionó Arce en Twitter.
La Ley, según explicaciones previas del Ministerio de Economía, establece una base imponible progresiva: 150 mil bolivianos (unos 21 mil 500 dólares) a personas con fortunas de 30 millones a 40 millones de bolivianos (de 4.3 millones a 5.7 millones de dólares).
Asimismo, se aplicará una alícuota de 600 mil bolivianos (86 mil 200 dólares) a las fortunas de 40 millones a 50 millones de bolivianos (de 5.7 millones a 7.2 millones de dólares). El impuesto será progresivo a mayor riqueza.
El gobierno estima recaudar con el nuevo impuesto unos 105 millones de bolivianos anuales (15.1 millones de dólares).