Hizo corredera de panistas que laboran en el Congreso, muchos de ellos con 20 años de antigüedad, solo porque se negaron a apoyar sus locas aspiraciones políticas, denuncian

Tepic, Nayarit.- Sábado 12 de diciembre del 2020.- Corredera en el Congreso del Estado, más de 30 trabajadores fueron despedidos por no respaldar el proyecto político del aún presidente legislativo, Polo Domínguez, quien montado en cólera cobra venganza, denunciaron los afectados.
Desde que renunció Polo Domínguez a la fracción parlamentaria del que fue su partido por 20 años porque no le cumplieron el capricho de ser candidato a gobernador, conformó junto con otros diputados “chapulines”, la bancada de Nueva Alianza y desde ese momento, le nació un odio “jarocho” de todo lo que huela a PAN.
Con el hígado en la mano, se olvidó de los derechos de los trabajadores y lleno de odio hacia aquellos que simpatizan con el partido que le dio dos diputaciones y la alcaldía en Tepic, sacó la espada para descabezar a más de 30 empleados, por el simple y sencillo motivo de ser militantes de Acción Nacional.


En menos de una semana, a Polo Domínguez se le olvidó el respeto a la dignidad humana y solidaridad para irse con todo a “pisotear” los derechos de los trabajadores, con una sed inhumana de venganza y sin importarle los tiempos difíciles que se viven por la pandemia, de un plumazo borró de la nómina a un grupo de trabajadores.
“Nos ha quitado el trabajo de un día para otro a personas que tenemos familias que mantener. Con estos hechos, demuestra quien es en realidad y que lo único que lo mueve es el coraje por no haber conseguido su propósito y su deseo de vengarse de quien considera culpables de no lograr su objetivo”, denunció el grupo de trabajadores afectados.
Sin otorgarles las prestaciones y valiéndoles la época navideña, dejó sin dinero a más de 30 familias que no tendrán para una cena navideña digna ni regalos para sus hijo por este cruel despido.
Aún no terminaban de salir de las oficinas cuando ya estaba ingresando gente incondicional, familiares y compadres de esta nueva corriente con un jugoso sueldo.
En estas manos está el Poder Legislativo del estado, de políticos sin escrúpulos que se gastan el dinero de la institución que los albergó para que legislaran en favor de los nayaritas pero en lugar de eso, utilizan presuntamente los recursos públicas para campañas políticas y el cargo como un trampolín para llegar a otro puesto, denunciaron los trabajadores despedidos.