El presidente de los Estados Unidos, presionó al secretario de estado de Georgia para que encontrara 11.780 votos, para así anular la victoria de Biden

EE.UU; lunes 4 de enero del 2021/agencias.- El presidente de EE.UU. presionó este sábado durante una conversación telefónica al secretario de Estado de Georgia, el también republicano Brad Raffensperger, para que “encontrara” suficientes votos para anular la victoria de Biden en ese estado, según informó el periódico The Washington Post, el medio que obtuvo y publicó la llamada.
Durante la conversación entre Trump y Raffensperger, que duró una hora, el mandatario saliente primero reprendió al secretario de Estado, luego trató de halagarlo, le pidió que actuara y finalmente lo amenazó con consecuencias penales, recoge el medio.
“Lo único que quiero es esto. Solo quiero encontrar 11.780 votos, que es uno más de los que tenemos. Porque ganamos ese estado”, dijo en un momento Trump, afirmando que “es imposible que perdiera en Georgia”, un estado en el que, según él, ganó “por cientos de miles de votos”. “La gente de Georgia está enojada, la gente del país está enojada […] Y no hay nada de malo en decir que, ya sabe, ha vuelto a contar”, señaló el presidente.
Raffensperger, por su parte, respondió que los datos que tiene Trump “son incorrectos”, subrayando repetidamente que los resultados de las elecciones son precisos y rechazando las afirmaciones del inquilino de la Casa Blanca.


“Entonces dígame, Brad, ¿qué vamos a hacer? Ganamos las elecciones y no es justo que nos lo quiten de esta manera. […] Creo que tiene que decir que lo va a reexaminar, y puede reexaminarlo, pero reexaminarlo con personas que quieran encontrar respuestas, no con personas que no quieran encontrar respuestas”, declaró también Trump.
En otro momento, Trump sugirió que si Raffensperger y su abogado general Ryan Germany, quien también participó en la llamada, no encuentran que miles de papeletas en el condado de Fulton fueron destruidas ilegalmente para bloquear a los investigadores, estarían sujetos a responsabilidad penal. “Eso es un delito”, dijo el presidente. “Y no puede dejar que eso suceda. Eso es un gran riesgo para usted y para Ryan”, indicó.
Además, el mandatario tildó a Raffensperger de “niño” y de ser “deshonesto o incompetente” por no creer que hubo un fraude electoral generalizado en Atlanta.
Por otra parte, Trump dijo que la negativa del secretario de Estado de Georgia de revertir el resultado de los comicios disuadirá a los ciudadanos de ir a votar en las elecciones de segunda vuelta el próximo martes, las cuales determinarán qué partido controla el Senado.
“Se acercan unas grandes elecciones y, debido a lo que usted le ha hecho al presidente, la gente de Georgia sabe que esto fue una estafa”, dijo Trump. “Por lo que le ha hecho al presidente, mucha gente no va a ir a votar y muchos republicanos van a votar en contra, porque odian lo que usted le hizo al presidente. ¿De acuerdo? Ellos le odian. Y van a votar. Y usted sería respetado, realmente respetado, si esto se pudiera arreglar antes de las elecciones”, declaró.
Trump perdió la carrera presidencial en Georgia ante Joe Biden por 11.779 votos. Desde las elecciones del 3 de noviembre los votos emitidos en el estado se han contado un total de tres veces, y en cada ocasión el resultado ha sido favorable para el candidato demócrata.
El domingo, Trump tuiteó que había hablado con Raffensperger “sobre el condado de Fulton y el fraude electoral en Georgia”. “No quiso, o no pudo, responder preguntas como la estafa de las ‘papeletas debajo de la mesa’, la destrucción de papeletas, los ‘votantes’ de otros estados, los votantes muertos y otras cosas. ¡No tiene ni idea!”, escribió el presidente.
“Respetuosamente, presidente Trump: Lo que dice no es cierto. La verdad saldrá a la luz”, respondió Raffensperger.