El Presidente de la República reconoció que por medio del influyentísimo y el agandalle, varias personas lograron inmunizar a sus familiares sin ser personal de salud, por eso pide a los mexicanos que denuncien ese tipo de actos

México; lunes 18 de enero del 2021/agencias.- Da hasta pena” reconocer que la cultura del agandalle llegó hasta el Plan Nacional de Vacunación contra Covid-19, subrayó este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Al admitir que desde legisladores afines a su movimiento “se pasaron de vivos” y hasta médicos que, vía el influyentismo, lograron inmunizar a sus familiares sin pertenecer al personal de salud que combate al SARS-CoV-2, el mandatario demandó a la población esperar el momento para ser vacunados, así como rechazar y denunciar a quienes por “tener agarraderas” en los gobiernos pretendan vacunarse antes de tiempo.
Se trata de que se cumpla con “lo que nos conviene a todos”, destacó al convocar a las personas a respetar el principio de igualdad en cuanto al derecho a la salud.


“Nada de influyentismo, nada de que yo tengo dinero y a mí me toca, a mí me corresponde o yo tengo influencias, agarraderas, conozco al médico que maneja la salud en un estado o a quien trabaja en una dependencia de salud, en ISSSTE, en el Seguro o, tengo, un amigo que es político o líder sindical y así, como era antes es mala costumbre del influyentismo, yo diría del agandalle”, recriminó en su discurso en el marco de la inauguración de una nueva Universidad del Bienestar Benito Juárez García en el municipio de Juan R. Escudero Guerrero.
Tras el reproche presidencial a quienes han abusado, López Obrador aseguró que no han sido muchos los que han caído en esta clase de conductas indebidas, por lo que llamó a la autoridad a ser la primera en poner el ejemplo y a no actuar con prepotencia.