Está comprobado que es tóxico para el consumo humano, por eso las aseguradoras advierten que no cubrirán pólizas de seguro de Gastos Médicos Mayores si lo has consumido

México. Sábado 23 de enero del 2021.- (Agencias).- Debido a la proliferación de vendedores y consumidores de dióxido de cloro para tratar a pacientes graves de covid-19, varias aseguradoras advirtieron que las complicaciones en la salud derivadas de estas sustancias no serán cubiertas por póliza de seguro de Gastos Médicos Mayores.
Seguros Monterrey New York Life informó que, al no ser considerado como medicamento, no será cubierto como parte de la póliza de Gastos Médicos Mayores.
Esto, debido a que solo se cubren los medicamentos que cuenten con permiso vigente expedido por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y demás autoridades sanitarias, informó en un comunicado.
Además, “las complicaciones y consecuencias generadas por el consumo de dióxido de cloro no serán cubiertas como parte del tratamiento por covid-19”, añadió.
Recordó que recientemente en países de América Latina ha tomado relevancia la presunta eficacia del dióxido de cloro en el tratamiento y prevención de covid-19, a pesar de que las organizaciones Mundial de la Salud y Panamericana de la Salud han advertido de los riesgos de ingerirlo, pero no se contempla en las pólizas.
GNP Seguros lanzó otro comunicado referente al uso del dióxido de cloro y otros tratamientos no indicados por expertos en materia de salud, en el que también rechaza la cobertura de la póliza en estos casos.
“Todos los casos en los que se haya utilizado cualquier sustancia o tratamiento experimental se revisarán de manera puntual. Sin embargo, es importante enfatizar que dado que el dióxido de cloro puede resultar altamente tóxico si no se aplica de manera adecuada con indicación y supervisión de un médico especialista, no se cubrirán los efectos o complicación derivados del consumo de dicha sustancia”.
“En caso de ser hospitalizados por covid-19 y en sus estudios resultan positivos por presencia de dióxido de cloro en sangre o si llegasen a tener una complicación relacionada por haberlo usado como ‘prevención’ para Covid, su aseguradora no se hará responsable de las complicaciones ocasionadas por el consumo, ya que el consumirlo es considerado como auto envenenamiento o agravación del riesgo, ya que no se encuentra avalado por la FDA y Cofepris, organismos encargados de evaluar y aprobar productos para uso médico”, informó AXA.
Al respecto, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) informó que, como industria”, recomiendan que se acerquen a los médicos especialistas a que a partir de ahí cualquier dictaminación de algo que puedan tomar, ingerir, lo que sea, para hacerle frente al medicamento sea de acuerdo a lo que un médico especialista recomiende.
“Nosotros también como compañías de seguros, lo que siempre hemos sugerido, y no solamente por esto que aparece en las redes sociales, sino siempre, es que siempre el asegurado se acerque con su compañía, con su agente de seguros, y revise sus condiciones generales”, indicó Edgar Karam, vicepresidente de AMIS y director general de Seguros BBVA México.
En conferencia de prensa, al ser cuestionado sobre el rechazo de aseguradoras a cubrir gastos de quienes usen dióxido de cloro como tratamiento para covid-19, dijo que “la respuesta es muy simple. Nosotros no tenemos ninguna posición”.
Solo recomendó a los asegurados que se acerquen a los médicos especialistas para ser atendidos de manera adecuada y revisen sus condiciones generales, sus pólizas de gastos médicos, de vida o de cualquier póliza de seguros y siempre, si tienen alguna duda, se acerquen con su agente o con su compañía de seguros.

¿Qué es el dióxido de cloro?

El 18 de enero, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que el dióxido de cloro es muy bueno para controlar los virus, las bacterias, los protozoarios, cualquier tipo de patógeno va a ser destruido fácilmente por esta sustancia, pero es tóxico para el consumo humano y eso está comprobado por la ciencia.
Se sabe que se usa en la industria papelera para blanquear, igual en la industria textil y hay normas muy estrictas sobre la cantidad que debe estar en el medio ambiente, indicó el académico de la Facultad de Química de la UNAM, Carlos Antonio Rius.
Dijo que las personas que argumentan sentirse mejor después de ingerirlo son porque momentáneamente les aumenta la oxigenación en la sangre por la formación de radicales libres que se convierte en oxígeno molecular, lo cual es diferente al oxígeno que respiran los seres humanos.


“Hay que tener cuidado con algunos datos que circulan por ahí y que son erróneos. Uno debe diferenciar entre las características bactericidas que tiene este compuesto químico y el uso del cuerpo humano”, señaló y aseguró que esta sustancia “nunca genera oxígeno adicional que predican sus seguidores”, sino que oxida diferentes partes del organismo y genera cloratos, cloritos, hipoclorito y cloruros, “nunca oxígeno”.
El 20 de enero, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló que si en algún momento existiera información robusta, científica, sobre el dióxido de cloro podría dar lugar, eventualmente, a un posible ensayo clínico.
Pero hasta el momento, aclaró, “no hay información científica, robusta, que permita suponer que tiene mérito o que pudiera ser seguro”, por lo que, añadió, “de momento, no recomendamos el uso de dióxido de cloro porque, precisamente, esa evidencia sigue sin llegar”.