“POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU”

Lema compuesto por José Vasconcelos a la Universidad Nacional Autónoma de México; por todos los valores, cultura, historia y ciencia que trasmite la institución a las nuevas generaciones.
Actualmente vemos aquí en Nayarit una interpretación antagónica en el caso de la crisis económica que vive la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN); el ex-rector de esta alma mater, hoy presidente municipal de Tepic por el PRD, Francisco Javier Castellón Fonseca en conferencia de prensa vierte su opinión sobre la aprehensión del líder del Sindicato de Empleados y Trabajadores de la Universidad Autónoma de Nayarit (SETUAN), Luis Manuel Hernández Escobedo, a’ El Pelón Hernández.
En dicha conferencia Castellón Fonseca se rasga las vestiduras por el líder sindical, por el amigo que le ha brindado su amistad por más de 40 años de liderazgo y acusa a la Fiscalía de represalia política. -“¿Cómo es posible que se ordene la aprehensión de un líder sindical en domingo, justo un día antes de que estalle una huelga?”
También los reporteros le piden su opinión sobre la captura de Héctor González Curiel, a’ El Toro. Contestando que habría que ver si es el único ex-presidente municipal que dejó de pagar el 12% de porcentaje a la universidad. Muy molesto acusa a la Policía Estatal de utilizar una varilla de fierro y forzar la puerta de la casa de Luis Manuel, infundiendo miedo en la esposa del líder, provocando que su amigo se entregara.
Al igual que el lema de Vasconcelos: ‘Por mi raza hablará el espíritu’; que refleja todo un bagaje cultural… en cambio, Castellón refleja lo contrario: Todo un amasiato obscuro de explotación y triquiñuelas al seno de la UAN, entre los líderes sindicales (SETUAN, SPAUAN, FEUAN) y el RECTOR en turno.
Dice Castellón que la universidad entró en crisis a partir de la presión ejercida por Edgar Veytia sobre el ex-rector, Juan López Salazar. Y continúa diciendo: ‘Ojalá aparezca para que aclare las cosas; habrá muchas sorpresas cuando se conozca la lista de personajes involucrados’.

Luis Manuel Hernández Escobedo. Líder del SETUAN.

Recuerdo que en 1999, cuando asumió la gubernatura de Nayarit Toño Echevarría (padre), al mirar los problemas de la UAN, decía: “La universidad es un barril sin fondo”. Desde aquel tiempo la universidad venía arrastrando las secuelas de los cacicazgos disfrazados de corporativismo; pues ya en ese año, Luis Manuel llevaba 20 años como cacique del SETUAN. Casi en la misma condición estaba el SPAUAN y la FEUAN; ya que la Rectoría les tiene asignados millones de pesos a los líderes de los tres organismos.
Por si esto fuera poco, a Luis Manuel se le ocurrió abrirles a sus familiares fuentes de empleo a costillas del presupuesto universitario, creando primaria y secundaria dirigidas por su familia y administradas como si fueran instituciones privadas.
Es bueno que Castellón todavía conserve el lema que dice: ‘En la cama y en la cárcel, se conocen los amigos’; porque así tendrá la oportunidad de visitar a su amigo del alma y de poner las cosas en claro.

El caso del Pelón Hernández es muy serio; la purga es tan fuerte… que pueden salir varios salpicados, incluido él. Pronto veremos si el gobierno quiere sanear a la universidad; o sólo es una llamarada de petate pa’ taparle el ojo al macho. Sin embargo, para la sociedad está muy claro el problema; Luis Manuel y los otros líderes, son un foco de corrupción al seno de la universidad. ¿Por qué Castellón no llama a las cosas por su nombre?…
Y por las dudas de no saber si los 3 hijos y el secretario adjunto Milton Rodrigo tienen orden de aprehensión… los cuatro, buscan amparo ante la justicia federal. Se amparan para que no los arresten. ¿Será que están conscientes de que sus acciones no son legales?
‘El que nada debe, nada teme’. Entonces… ¿Por qué ampararse?
Algo muy turbio flota en el ambiente universitario. Pareciera que ahora la universidad se convierte en la casa del jabonero… ‘donde, el que no cae, resbala’.
Ni modo. Ya nos tocará ver cómo sale del atolladero este ‘Comodín’, apodado: ‘Pelón Hernández,.