• Les exigen un “moche” de 5 y hasta 15 mil pesos, denuncia el Presidente del Consejo Empresarial, Juan Topete Rivas
  • El líder de la CANIRAC, Alfonso Aguilar indicó que hasta el momento, son 40 los “extorsionados” en lo que va del presente año, quienes en su mayoría tienen grabaciones en video y fotografías de los inspectores abusivos

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- martes 26 de enero del 2021. Comerciantes y restauranteros son extorsionados por personal de la PROFECO quienes exigen un “moche” de 5 y hasta 15 mil pesos o de lo contrario, con cualquier pretexto clausurarán sus negocios y les impondrán una multa de 25 mil pesos.
Y es que cuando el gato no está, los ratones hacen su fiesta y esto es precisamente lo que sucede en la PROFECO dado a que las oficinas centrales se ubican en Bahía de Banderas, su titular, David Haro se encuentra en aquella región y en Tepic, el personal está libre como el viento, exigiendo “moches” a diestra y siniestra a los comerciantes.
La denuncia parte del Presidente del Consejo Empresarial, Juan Topete Rivas quien dio a conocer que desde inicio del presente año, los inspectores y supervisores de dicha dependencia federal comenzaron con la espada desenvainada y han abusado de su responsabilidad.


Prácticamente esta situación se centra en los restaurantes pero otro tipo de comercios también han caído en las garras de estos servidores públicos.
Estos angelitos encontraron su modus vivendi “fregando” a los restauranteros que ya están amolados por la pandemia mediante una visita a su establecimientos, hacer una revisión simple, exigir algunos
“Por la represión de los inspectores que están ejerciendo a veces caen en los moches o en las mismas extorsiones, ante las imposibilidades de poder pagar una multa a veces ceden”, remarcó Juan Topete.

David Haro. Encargado de PROFECO.


El sector está consciente que están obligados a cumplir la normativa y si en verdad tienen una “falla”, se les debe imponer un proceso administrativo, revisar, y pedir el cumplimiento y ya si no cumplen, se impone la multa.
El llamado es al encargado de la dependencia David Haro para que atienda este tema y sostenga una reunión con los sectores afectados para frenar estos abusos.

“Hemos intentado localizarlo sin éxito y es indispensable que en estos momentos, logremos establecer comunicación para blindar todos los mecanismos que tengan que ver con la inspección”.

HAY PRUEBAS FEHACIENTES

Por su parte, el líder de la CANIRAC, Alfonso Aguilar indicó que hasta el momento, son 40 los “extorsionados” en lo que va del presente año quienes en su mayoría tienen grabaciones en video y fotografías de los inspectores abusivos, que en su momento podrían hacerse públicas.

Alfonso Aguilar. Líder de la CANIRAC.


Explicó que los inspectores llegan, hacen una revisión del menú y con un mínimo pretexto los asustan con el cuento de que en ciertos refrescos de lata, les falta mililitros o el gramaje de ciertos alimentos no es el correcto.
Ante la amenaza de clausurar el negocio e imponerles multas hasta de 25 mil pesos, caen en el abuso porque de por si la pandemia los tiene en crisis y una multa o clausura de este tipo, sería la estocada final para ellos.
Finalmente, Alfonso Aguilar indicó que pudieran existir más casos pero la gente se queda callada ante esta serie de actitudes abusivas por temor a represalias. Se sumó al llamado para que el titular de la PROFECO de la cara y arregle este asunto.