El pronóstico que presentó el actual presidente de los EUA Joe Biden, prevé la muerte de 90 mil personas más en el mes de febrero

EE.UU; jueves 28 de enero del 2021/agencias.- El gobierno del presidente Joe Biden presentó este miércoles sus nuevas conferencias con un pronóstico de que hasta 90 mil personas más morirán en Estados Unidos por el coronavirus en las próximas cuatro semanas, una advertencia inquietante a pesar de las gestiones del gobierno para mejorar el suministro y la aplicación de las vacunas.
De esta manera, según informaron las autoridades para el 20 de febrero, el número de muertos en Estados Unidos llegará a ser de entre 479 mil y 514 mil.
El tono de la sesión de una hora estuvo en consonancia con la promesa de Biden de ser franco con la nación sobre el estado del brote que ya ha provocado más de 425 mil decesos de estadunidenses. Contrastó fuertemente con lo que se había convertido en el espectáculo de Donald Trump en el gobierno anterior, cuando los funcionarios de salud pública eran menoscabados repetidamente por un presidente que compartía sin vacilar sus ideas no demostradas por los científicos.
La proyección de decesos no fue muy distinta a la ofrecida por el propio Biden, pero de igual forma sirvió como un sombrío recordatorio del brutal camino que queda por delante.


“Sé que estas no son las noticias que queremos escuchar, pero esto es algo que debemos decir para que estemos conscientes”, comentó la doctora Rochelle Walensky, nueva directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).
“Si nos unimos en la acción, podemos revertir la situación”, añadió.
Las nuevas conferencias, previstas para llevarse a cabo tres veces por semana, forman parte del intento de Biden por reconstruir la confianza en el gobierno y movilizar a los estadunidenses para que sigan las recomendaciones de salud sobre el coronavirus y acabar con la resistencia del público a la vacuna.
El encuentro con los medios de comunicación de este día se realizó de manera virtual, con algunas fallas técnicas y lagunas en el audio. Los funcionarios participaron en la sesión de Zoom desde distintos lugares, en consonancia con las medidas del gobierno de Biden para poner el ejemplo en torno a las mejores prácticas para mantener hábitos de trabajo seguros en la pandemia.
Uno por uno, los funcionarios expusieron las labores del gobierno para contener el virus, acelerar la distribución y aplicación de las vacunas, y hacer que los estadounidenses participen en el esfuerzo.
“La Casa Blanca respeta y acatará a la ciencia, y los científicos hablarán de manera independiente”, prometió Andy Slavitt, alto asesor del gobierno sobre la pandemia.