De cada 100 casos confirmados de coronavirus, mueren entre ocho y nueve personas, dando una tasa de letalidad del (8,6 %) colocándolo a México como el primer lugar a nivel mundial

México; martes 9 de febrero del 2021/agencias.- México tiene la tasa de letalidad por covid-19 más alta del mundo, según información publicada por la Universidad Johns Hopkins, con sede en Baltimore, Maryland (EE.UU.).
De acuerdo con los datos recopilados sobre las 20 naciones más afectadas por la pandemia, en México, de cada 100 casos confirmados de coronavirus, mueren entre ocho y nueve personas.
La tasa de letalidad de México (8,6 %) fue calculada con base en los 1.932.145 casos confirmados de covid-19 y las 166.200 víctimas fatales que registran las autoridades sanitarias de esta nación desde el inicio de la pandemia.
Al respecto, la Secretaría de Salud de México refiere que hay 2.887.573 casos estimados de covid-19. No obstante, las autoridades solo han confirmado y documentado 1.932.145 contagios.
Al calcular las muertes por covid-19 por cada 100.000 habitantes, México se ubica en la séptima posición, con 131,71 casos.
Factores sobre la letalidad
La institución educativa apunta que la tasa de letalidad de cada país puede estar siendo influenciada por el número de pruebas realizadas para detectar pacientes con coronavirus. Es decir, si las autoridades identifican más contagios con síntomas leves, esto ayuda a reducir la proporción de fallecidos, y por lo tanto, este indicador sería más bajo.
Asimismo, deben considerarse otros factores, como la situación demográfica de cada nación —la mortalidad tiende a ser mayor en las poblaciones más viejas—, así como las características de cada sistema de salud, según explica la Universidad Johns Hopkins.
En el caso específico de México, la hipertensión, la diabetes y la obesidad son el principal factor de riesgo identificado en más del 60 % de las muertes por covid-19, según apuntó el doctor Armando Arredondo, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en entrevista con RT.
Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del INSP, el porcentaje de población con diabetes en México pasó de 6,7 % en 1993 a 14,4 % en 2018. De manera similar, la prevalencia de casos de hipertensión se duplicó, al pasar de 23,8 % en 1993 a 45,6 % en 2016.