Major, un pastor alemán, será el primer perro rescatado en vivir en la Casa Blanca. La familia Biden lo adoptó en noviembre de 2018 de la Asociación Protectora de Animales de Delaware. Champ, también pastor alemán, se unió a la familia en 2008.

Major y Champ, los perros del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se pasean libremente por la Casa Blanca. javascript:false

Tan es así que este lunes el mandatario demócrata publicó una foto con sus animales de compañía desde el Despacho Oval.

A través de su cuenta en Twitter @POTUS, Biden difundió la imagen con el mensaje: “No muchas personas tienen privilegios de entrar al Despacho Oval. Feliz de informar que estos dos están en la lista”.

El pasado 25 de enero, la Casa Blanca dio la bienvenida a estos dos nuevos residentes peludos.

El mandatario saliente, Donald Trump, fue el primer presidente desde Andrew Johnson en la década de 1860 en no compartir la residencia presidencial con un perro o un gato, ni siquiera con un mapache, como el que tenía Calvin Coolidge en la década de 1920.

Major

“De cachorro rescatado en la Asociación Protectora de Animales de Delaware a transformarse en el Primer Perro en la Casa Blanca, Major Biden demuestra que todos los perros pueden vivir el sueño americano”, dijo el grupo, que organizó una recaudación de fondos de “investidura perruna” en línea el 17 de enero para celebrar la mudanza del can a la Casa Blanca.