Quien llegue a la gubernatura podría perdonar presuntos desfalcos del actual gobernador, Antonio Echevarría García

Los candidatos de la Alianza” VA POR NAYARIT” que encabeza la Compostelence Senadora con licencia, la Panista, Gloria Núñez Sánchez y la Coalición ”Juntos Haremos Historia” que encabeza el también Senador con licencia, el Doctor, Miguel Ángel Navarro Quintero, que encabezan las preferencias ciudadanas, las preferencias electorales en Nayarit, quien logre ganar el próximo Seis de Junio en las urnas, tendrá que hacer milagros para enfrentar esta enorme deuda pública que el fallido gobierno del estado comandado por Antonio Echevarría García, les estará dejando sin contar también adeudos con los burócratas, los trabajadores dela salud y con las y los alumnos de las escuelas Nayaritas que siguen sin recibir sus uniformes y demás apoyos educativos o escolares que el mandatario estatal se ha hecho el ciego y sordo mudo para no cumplir con su deber institucional.

Antonio Echevarría García. Gobernador del estado.

Los candidatos ya mencionados han sido entrevistados sobre estos asuntos en donde dijeron que ellos no van a perseguir a nadie y menos al actual gobernador porque por ejemplo, Gloria Núñez nos dijo que ella no quería confrontarse con el actual gobernador ni con nadie más y menos con el Presidente de México el Morena, Andrés Manuel López Obrador y Navarro Quintero también nos dijo a pregunta expresa de este reportero sobre si ”llamaría a cuentas al actual gobernador para que responda sobre dicha deuda millonaria que les estará heredando, respondió que él quiere ser gobernador no el fiscal de Nayarit y entonces con estas respuestas de los candidatos al gobierno del estado mayoritariamente aceptados por la población, está claro que el actual gobernador a pesar de haber hecho o de estar haciendo una administración desastrosa con tantas deudas financieras se va a ir muy tranquilo del cargo porque los candidatos más fuertes de esta contienda al gobierno del estado no quieren, no van a llamar a cuentas a Antonio Echevarría García, quien se irá del cargo sin pena y sin gloria.