Autoridades locales no cuentan con un protocolo sanitario para que más de 200 mil niños vuelvan a las aulas, afirma el Presidente de la Asociación Estatal de padres de Familia, Leopoldo García López

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Viernes 14 de mayo del 2021.- Nayarit no está preparado para el regreso a clases presenciales a partir de este 24 de mayo como lo anunció la Secretaría de Educación Pública porque las autoridades locales no cuentan con un protocolo sanitario para que más de 200 mil niños vuelvan a las aulas.
Además hay severas deficiencias en la infraestructura educativa que está para llorar a tal grado que algunas escuelas no cuentan con agua potable para el lavado constante de manos e incluso, muchas carecen de sanitarios, señaló el Presidente de la Asociación de Padres de Familia, Leopoldo García López.
“Nadie conoce el protocolo de ingreso a las escuelas, ni se ha instruido al comité de Padres de Familia o al Consejo de Participación qué medidas sanitarias se deben implementar como la toma de temperatura, el gel antibacterial, cuántos niños máximo deben estar en el salón de clase, no hay nada”, reiteró.
Lo más lamentable es que hay un total descontrol porque ni siquiera se tiene una estrategia para los recesos ya que en los conocidos “recreos”, los niños tienen contacto permanente con sus compañeritos, sudan, se abrazan y hay más riesgo de propagar el coronavirus.
Tampoco han indicado si los niños deberán usar determinado tipo de cubrebocas y caretas, si tienen que portarlo todo el tiempo que estén en la escuela, al igual que los maestros.
“No se están haciendo las cosas bien en Nayarit porque las escuelas se abandonaron, han repartido líquido sanitizante pero no es suficiente y la desconfianza de los padres para enviar a sus hijos a clases presenciales es demasiada.
La propuesta de la Asociación de Padres de Familia es que en estos cuatro meses que faltan para el inicio del ciclo escolar 2021-2022 se haga un diagnóstico de las escuelas que no cuentan con agua potable ni sanitarios y algunas otras deficiencias para que se subsanen.
Las autoridades no pueden meter orden en el magisterio que está más interesado en participar en las campañas políticas ya sea como candidatos o como “borregos” dizque promoviendo el voto en lugar de sentarse con las autoridades de salud para conocer la forma de proteger a sus alumnos en esta pandemia.