* El Secretario de Salud, Santiago López Díaz, informó que en el municipio de Xalisco, ya se aplica la vacuna a las mujeres que cuentan con 9 semanas de embarazo y dijo tener conocimiento que abundan las pruebas de embarazado falsas

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 15 de mayo del 2021.- Fingen embarazos para ser vacunadas contra el Covid-19, las autoridades de salud verifican los resultados de gravidez que presentan las mujeres para evitar que les “metan goles”.

A través del Facebook  y grupos de WhatsApp se ofrecen resultados de laboratorio “falsos” a las interesadas en obtener el papelito para recibir la dosis, sin estar embarazadas a cambio de cierta cantidad de dinero.

Y es que uno de los requisitos para recibir el biológico es presentar una prueba de laboratorio que compruebe mínimo 9 semanas de embarazo pero deberá tener ciertas especificaciones.

“Que sea una prueba de embarazo de un laboratorio correcto porque a veces, llevan el famoso de orina pero no son confiables. Deberá ser una prueba de sangre de determinación de hormona gonadotropina coriónica humana (GCH)”.

López Díaz, informó que en el municipio de Xalisco, ya se aplica la vacuna a las mujeres que cuentan con 9 semanas de embarazo pero ante la proliferación de “ofertas” en redes sociales para pruebas apócrifas, las autoridades se ponen buzos y verificarán con lupa, los documentos presentados por las embarazadas.

“Como vamos empezando, realmente no sabemos si se vayan a presentar pruebas falsas, ya sería cuestión de que el delegado de Bienestar confirme si hubo algunos goles”.

Recordó que el registro para vacunar a las mujeres embarazada está en marcha, tras la aprobación a nivel mundial del biológico de Pfizer para este sector a partir de la novena semana de gestación, ya que está formado prácticamente el tubo neural.

Destacó que la aprobación incluye aplicarse en jovencitas embarazadas de 12 años en adelante, lo que viene a beneficiar a la entidad donde existe un problema agudo de adolescentes en gestación, principalmente en las zonas serranas o marginadas donde no hay cultura de la prevención de embarazos y uso de métodos anticonceptivos.