• De acuerdo al ultimátum de la Secretaría de Hacienda, Toño tiene que pagar más de 700 millones de pesos de la deuda pública de corto plazo, tres meses antes de dejar el gobierno; maestros temen que como ya se le ha hecho costumbre a este gobierno, el gobernador vuelva a meterle la mano a la bolsa de los salarios y prestaciones

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit. Viernes 21 de mayo del 2021.- El Gobernador del Estado, Toño Echevarría García, contando con el visto bueno de Águeda Galicia (Sutsem), Gerardo Montenegro Ibarra (Sección XX) y de Ladislao Serrano (Sección 49), le podría volver a meter la mano a la bolsa de los salarios y prestaciones de los maestros y burócratas, para pagar los 704 millones 600 mil pesos, de la deuda pública de corto plazo, a más tardar el próximo 19 de junio, denuncian maestros y burócratas del SUTSEM.
Ya que como se recordará dicen, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, tras sostener una reunión con los 15 gobernadores de los estados donde habrá elecciones de cambio de gobierno, les “leyó la cartilla” que tenían que pagar todas las deudas de corto plazo, tres meses antes de entregar el gobierno.
En el caso de Nayarit, el plazo de los tres meses, se le vence al gobernador, Toño Echevarría, el próximo 19 de junio, por eso anda desesperado buscando dinero hasta por “debajo de las piedras” para pagar los 704 millones 600 mil pesos, que le debe a la banca privada y banca de desarrollo.
Es decir, que a Toño, prácticamente sólo le quedan las próximas dos quincenas, la del 30 de mayo y la del 15 de junio para cubrir el pago de los 704.6 millones de pesos.
¿Y de dónde va a salir todo este dinero?
Todo parece indicar -destacan las fuentes-, que Toño ya tiene el visto bueno de la lideresa del Sutsem, Águeda Galicia Jiménez; del líder de la Sección XX del SNTE, Gerardo Montenegro y del dirigente de la Sección 49, Ladislao Serrano Vidal, para meterle la mano a la bolsa de los salarios y prestaciones de los maestros y burócratas del Gobierno del Estado y federalizados.
Prueba de ello, aseguran, es que SEPEN, ya empezó a rastrear el dinero, tras enviar un ordenamiento a todos los maestros, que reporten a más tardar el próximo lunes 24 de mayo, todos sus ingresos anuales, referentes a salarios, prestaciones y prima vacacional y que del total de todos los ingresos le resten el Impuesto Sobre la Renta.

TOÑO ENTRE LOS TRES GOBIERNOS QUE HEREDARÁN GRANDES DEUDAS FINANCIERAS

Al menos, tres gobernadores que dejarán su cargo en la segunda mitad de este año “heredarán grandes retos financieros” a sus sucesores, tras incrementarse de manera importante la deuda pública en el corto plazo en entidades como Chihuahua, Baja California y Nayarit, reveló, el Director Ejecutivo de Finanzas Públicas y Deuda Soberana de la calificadora HR Ratings, Ricardo Gallegos, encargado de monitorear el desempeño financiero de 20 entidades del país.
Las tres entidades, señaló, acumulan una deuda total de corto plazo de cuatro mil 720.6 millones de pesos: Chihuahua, con dos mil 916 millones de pesos; Baja California, con mil 100 millones; y Nayarit, con 704.6 millones de pesos.
Este monto total de deuda es 116 por ciento más alto que el presupuesto destinado este año al programa de becas “Jóvenes Escribiendo el Futuro”, de la Secretaría de Educación Pública, al cual se le asignó un presupuesto de dos mil 176 millones 511 mil 650 pesos.
Destacó, que el caso más llamativo se presenta en Nayarit, pues el gobierno estatal ha registrado varios atrasos en los pagos de sus créditos a corto plazo en los últimos meses.
El más reciente se presentó apenas en febrero pasado, lo cual hizo que la calificadora bajara la calificación crediticia de HR C a HR D, la más baja para cualquier entidad federativa.
De acuerdo con las autoridades, la falta de pago en los créditos adquiridos se debió a la decisión de privilegiar y asegurar el pago de la nómina a los trabajadores del sector público, ante un contexto económico adverso derivado de la contingencia sanitaria y económica por covid-19.


En octubre del año pasado, dijo. las finanzas del estado ya reportaban impagos en sus obligaciones financieras, por lo que su calificación cayó en ese entonces a HR D; sin embargo, en diciembre, el gobierno estatal entregó información financiera que comprobó la liquidación de cinco créditos a corto plazo por un total de 177.8 millones de pesos y regularización en el pago del resto de los financiamientos.
Con lo anterior, el gobierno del panista Antonio Echeverría consiguió un ligero incremento en su nota a HR C; sin embargo, la calificadora ya preveía una nueva falta de pago, por lo que señaló que continuaría monitoreando el desempeño fiscal del estado, debido a que no se cuenta con más información sobre la estrategia de pagos y en febrero pasado se registraron nuevos retrasos en los pagos de créditos a cortos plazos.
Por tal motivo, el especialista Ricardo Gallegos explicó que “Nayarit, al estar hoy en impago de sus créditos a cortos plazos, puede ser probablemente el caso más importante que vamos a ver en este año para un estado que cambie de administración y en particular de gobierno”.
Como se podrá observar señalan los entrevistados, la corrupción, el saqueo y la mala administración de los recursos, que ha sido una constante en el Gobierno de Toño Echevarría, han puesto en “jaque” a los salarios y prestaciones de maestros y burócratas, quienes son sacrificados por Toño y sus líderes sindicales por el “bien de Nayarit”.