*Las unidades de atención siempre estuvieron abiertas, pero se implementaron estrategias, como la receta resurtible para tres meses, para que en los momentos más críticos de la pandemia los pacientes se resguardaran en casa; sin embargo, actualmente todas las unidades funcionan en su totalidad

México. Martes 25 de mayo del 2021.- (Agencias).-
Ante la disminución de contagios de Covid-19 a nivel nacional, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que los derechohabientes pueden acudir a sus consultas de medicina familiar, de especialidad y cirugías, y otros servicios médicos que ya se están recuperando.
Actualmente, señaló el IMSS en su página Web, la ocupación hospitalaria por Covid es menor al 14 por ciento a nivel nacional, y frente a ese indicador el instituto fortalece la estrategia para la recuperación médica dirida a sus derechohabientes.
Además, aseguró que en sus unidades médicas y hospitales se cumplen con todas las medidas de higiene.
“Para garantizar la seguridad de los pacientes y el personal de salud, en las unidades médicas y hospitales existen programas de desinfección, se cuenta con filtros y Módulos de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS), además de cumplir con las medidas de protección como uso obligatorio de cubrebocas, aplicación de alcohol gel y distanciamiento social”.
Las personas aseguradas que busquen acceder a su servicio de salud deben tramitar su cita de manera habitual en el Segundo y Tercer nivel de atención; para el caso del Primer nivel a través de la APP IMSS Digital, en el apartado de citas de Medicina Familiar, mediante el teléfono 800 623 2323 o acudir directamente a su Unidad de Medicina Familiar.
Las unidades de Segundo y Tercer nivel destinadas para continuar con la atención de pacientes Covid-19 en semáforo epidemiológico amarillo a nivel nacional son en total 101, y brindan servicios médicos ordinarios y cuidado de enfermos por coronavirus.
Todas las especialidades de estos niveles de atención ya se encuentran en operación normal, entre ellos Traumatología y Ortopedia, Oftalmología, Medicina Interna, Cardiología, Neumología, Neurología, Urología, Gastroenterología, Endocrinología, Pediatría, Psiquiatría, Nefrología, Angiología, Dermatología, Reumatología y Cirugía General, entre otras.
Para los procedimientos quirúrgicos, es importante que el derechohabiente acuda nuevamente a su médico para que se actualicen los estudios preoperatorios y la valoración para su nueva programación de la cirugía.
En cuanto a enfermedades crónico-degenerativas, como Diabetes Mellitus e Hipertensión, los pacientes deben acudir a la brevedad. Para los adultos mayores que tienen alguna enfermedad crónica, la recomendación es que continúen sus tratamientos y en la primera oportunidad acudan con su médico familiar bajo las medidas sanitarias recomendadas, con la finalidad de que se hagan ajustes en su tratamiento si así lo requieren.
Es importante recordar que las UMF siempre estuvieron abiertas, pero se implementaron estrategias, como la receta resurtible para tres meses, a fin de que en los momentos más críticos de la pandemia los pacientes se resguardaran en casa; sin embargo, actualmente todas las unidades funcionan en su totalidad.
Para fortalecer la recuperación de los servicios ordinarios, se realizan Jornadas Nacionales.