*Por la tarde fueron presentados ante un Juez Federal de control, quien determinó la situación jurídica de ambos

Por: Arcelia García Ortega

Tepic, Nayarit. Lunes 07 de junio del 2021.- Ayer domingo, el gobernador del estado de Nayarit, Roberto Sandoval y su hija, Lidy fueron detenidos en la ciudad de Linares, del estado de Nuevo León.
El operativo de detención de Roberto Sandoval y su hija que se llevó a cabo a las 5 de la mañana, estuvo a cargo de agentes de la Fiscalía General de la República (FGR), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia de Nuevo León.

Momentos en que el ex gobernador es trasladado a Nayarit.


Sandoval arribó a Nayarit las 15:30 h de este domingo en un avión de la Fiscalía de la República, junto con su hija Lidy Sandoval, ambos escoltados por elementos federales.
Y alrededor de las 6 de la tarde fueron presentados ante un Juez Federal de control por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Petronilo Díaz Ponce. Fiscal General del estado


Al librar la orden de aprehensión contra el exgobernador de Nayarit y su hija un juez federal consideró que existen datos de prueba, tanto en el fuero común como en el federal, de su presunta vinculación con diversas personas que han sido detenidas en el extranjero por delitos relacionados con la delincuencia organizada.
En marzo pasado, un juez mexicano emitió una nueva orden de captura contra Sandoval, prófugo de la Justicia acusado por cargos de corrupción, y contra su hija.
Sandoval es investigado por autoridades de México y Estados Unidos por su presunto involucramiento en actividades relacionadas con el tráfico de drogas, secuestro y extorsiones en la entidad.

Antonio Echevarría García. Gobernador de Nayarit.


Está acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita, luego de que en 2019 el gobierno de los Estados Unidos lo acusó de tener nexos con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
En las acciones de inteligencia participaron la Comisión Nacional Antisecuestro (CONASE) y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).
Roberto Sandoval fue señalado como un servidor público que protegía las actividades de diversas organizaciones delictivas en Nayarit.

Se debe dejar bien claro, que la detención de Roberto Sandoval se debe exclusivamente a las investigaciones realizadas por el gobierno federal. De ahí que al pisar tierras nayaritas fuera presentado junto con su hija, ante un juez federal de control.
En contraste, al exitoso plan de la FGR, para capturar al ex gobernador Roberto Sandoval, está la pobre y mediocre actuación de la Fiscalía del estado a cargo de Petronilo Díaz Ponce.

Junto con su padre, fue trasladada a Tepic, desde estado de Nuevo León, Lidy Sandoval.


Como se recordará, desde más de tres años, el Fiscal de Nayarit se ha promocionado diciéndole a la opinión pública que tiene más de una docena de carpetas de investigación por diversos delitos en contra del ex gobernador Roberto Sandoval y su cártel de la gente. Además, que ha conseguido 4 órdenes de aprehensión pero a la fecha, ninguna había hecho efectiva.
Pero no solamente eso, también el fiscal se ha hecho publicidad diciéndole a los nayaritas que le decomisaron propiedades, ranchos y caballo.
Pero a la fecha prácticamente le ha regresado todo. Esta pobre actuación de la Fiscalía evidencia una clara complicidad y protección hacia el ex gobernador Roberto Sandoval.
Es de destacar que el periódico “Realidades de Nayarit” denunció penalmente al gobernador, Antonio Echevarría García exactamente por el mismo delito que la Fiscalía General de la República acusa al ex gobernador, Roberto Sandoval, es decir por operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros.

A las 6 de la tarde fueron trasladados para ser presentados ante un Juez Federal.

Y como es de suponer, la Fiscalía de Nayarit dándole abierta protección al actual gobernador, determinó el no ejercicio de la acción penal.
La determinación de la Fiscalía de Petronilo Díaz Ponce, para proteger al gobernador, induce a pensar que son ciertas las versiones de muchos nayaritas en el sentido de que esta institución de “procuración de justicia”, se ha convertido en un instrumento de protección de delincuentes, ya que en prácticamente a cuatro años, de haber iniciado las investigaciones en contra de Roberto nunca levantó un dedo para proceder a detenerlo o decomisarle en serio algunas de sus bastas propiedades.