Tepic, Nayarit a 16 de junio del 2021.

En Querétaro, Dos perros rescatistas de la Cruz Roja Mexicana y Protección Civil del municipio murieron luego de ser envenenados. Se trata de Athos, un border collie que especialista en búsqueda y rescate, y Tango, un perro de asistencia que fue adoptado por el cuerpo de rescate. Su muerte ha causado indignación en redes, ya que murieron luego de comer salchichas envenenadas. Usuarios exigen que se deslinden responsabilidades con las frases  #JusticiaparaAthos #JusticiaparaTango.

Athos tenía certificación ante la organización internacional de perros de búsqueda y rescate y acreditado por la Cruz Roja Mexicana, además, participó en la localización de personas sepultadas en el terremoto del 19 de septiembre de 2017.

El equipo de búsqueda y rescate urbano lamentó la pérdida de este pilar importante de la corporación, y en un mensaje en las redes sociales se destacó que Athos “fue un compañero incondicional que dedicó su vida a servir” y  que su amor era incondicional para los humanos, “dedicó su vida a servir sin pedir nunca nada a cambio, sus patas marcadas con cicatrices por pisar escombros y aún así continuar en la búsqueda”.

“Irónicamente como siempre es la vida, un humano le quitó la vida, lo ASESINO arteramente, sin saber todo lo que nuestro compañero especialista ha hecho por otros seres humanos y lo que podría hacer en el futuro incluso por la misma persona que hoy lo ha matado”, manifiesta el mensaje en redes.

Por su parte, tango, fue “un perrito de asistencia que tuvo una historia de vida especial que el destino puso en unas excelentes manos como su nueva familia”, expresó la Cruz Roja queretana.