Tepic, Nayarit a 21 de junio del 2021.

Un estudio reciente publicado en la revista JAMA Pediatrics afirma que, cuando un estado legaliza el matrimonio entre en dos personas que se identifican con el mismo género, en Estados Unidos se aprecia una disminución notable en el índice de suicidios adolescentes.

Estas personas han tenido que padecer discriminación en diferentes niveles. El primero de todos es el núcleo familiar, donde son víctimas de violencia por la falta de aceptación y conocimiento con respecto a la comunidad. Estas dinámicas poco éticas se traducen también al ámbito académico, social e incluso laboral, anulando sus experiencias de género y propiciando una marginalidad peligrosa.

Pensaron en el suicidio 40% de los jóvenes de la comunidad LGBTQ en Estados  Unidos: sondeo - economiahoy.mx

Sin representación ni protección frente al Estado, estas personas no sólo han carecido de un sustento legal para unirse en matrimonio, sino que han internalizado este tipo de dinámicas agresivas. En los casos más severos, han optado por quitarse la vida. En este sentido, la problemática ha tomado matices de salud pública.

En Estados Unidos, es una realidad que los adolescentes han tenido que enfrentarse a factores conflictivos con respecto a su sexualidad. Sin embargo, el estudio reveló que “la tasa de suicidio de adolescentes se redujo […] en un 14 % entre los estudiantes LGBT” cuando el matrimonio igualitario fue aprobado en sus estados.

La población considerada para la investigación corresponde a estudiantes de nivel medio superior, según destacó Julia Raifman, quien dirigió el estudio. Sin embargo, este tipo de noticas sobre los avances legales en materia de inclusión dan seguridad a la juventud, porque fomenta una cultura de diversidad que elimina estigmas sociales y culturalmente aprendidos.

Matrimonio Igualitario en México y el mundo | La Verdad Noticias

El hecho de que México y otros países latinoamericanos estén dando pasos en la misma dirección abre un nuevo camino de libertad en todo el continente. A pesar de que estos grupos minoritarios siguen desfavorecidos estructuralmente, la lucha sigue.