*Una vez que los niños regresen a clases los maestros deberán reportar si detectan que sus alumnos son maltratados en el hogar

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 26 de junio del 2021.- Cada 15 días se reciben al menos, 280 reportes de violencia familiar al número de emergencia o las corporaciones policiacas pero no en todos los casos, el agresor o agresores son detenidos.

Los datos son proporcionados por las mismas autoridades de Seguridad quienes reciben directamente los reportes  y envían las patrullas moradas para atender a las víctimas.

Si bien, en los últimos meses no se cuentan con casos de violencia extrema, durante toda la pandemia del Covid-19, la violencia al interior de las familias aumentó considerablemente, reconoció la Directora del Instituto para la Mujer Nayarita, Francia Quiroga.

Cada dos semanas se tiene el reporte de las colonias donde se acentúa este problema para implementar acciones preventivas y de atención jurídica y psicologica pero  el instituto no trabaja solo, lo hace en coordinación con el Centro de Justicia Familiar y la Secretaría de Salud para brindar  a las mujeres víctimas de la violencia atención integral

En este esfuerzo para abatir la violencia y ante el posible regreso a clases presenciales en los planteles educativos de todo el estado, se tiene listo un protocolo de actuación en casos de violencia en coordinación con la Secretaría de Educación.

Este protocolo incluye capacitación a los maestros para canalizar casos de alumnos que vivan este tipo de violencia en sus casas, cómo detectar a un niño maltratado, si llega con golpes, secuelas psicológicas y todo indicio que un pequeñito pueda tener al estar inmenso en una familia disfuncional.

“Estamos pidiéndoles a las y los docentes que denuncien cualquier tipo de abuso o violencia, si detectan cualquier agresión a niños, una vez que ellos llegan al salón de clases que tengan las herramientas suficientes para saber dónde denunciar y acudir además de cuáles son las responsabilidades dentro del salón de clases ante este tipo de casos”,  indicó la directora.

Por lo pronto, no existen casos detectados al no haber clases presenciales pero esta semana se difundió este protocolo al departamento del nivel preescolar, primaria y secundaria para que a su vez, se difunda entre los docentes para que estén alerta ante estos abusos.