Era investigado por el tráfico y muerte de especies protegidas en Sudáfrica; fue atacado a disparos en su automóvil.

Tepic, Nayarit a 28 de junio del 2021.

Sydney Petros Mabuza, considerado como el mayor cazador furtivo de rinocerontes en Sudáfrica, murió luego de recibir varios disparos mientras se encontraba dentro de su automóvil, estacionado afuera de un centro comercial en la ciudad de Hazyview, en la provincia de Mpumalanga. El hecho quedó registrado en un video, en el que se aprecia que el vehículo de “Mr Big”, como se le conocía, estaba en un estacionamiento cuando otro auto se acercó y sus ocupantes dispararon.

Mayor cazador de rinocerontes en Sudáfrica muere en tiroteo

Después de recibir los disparos, los servicios de emergencia trasladaron al cazador a un hospital cercano; sin embargo, murió a mitad de camino; en su camioneta, las autoridades locales encontraron 17 impactos de

Leonard Hlathi, portavoz del Servicio de Policía sudafricana de Mpumalanga, explicó que mantienen una búsqueda de los responsables de este ataque contra Mabuza, quien enfrentaba diferentes cargos, incluida la caza furtiva de rinocerontes.

“Hacemos un llamado a la comunidad de Hazyview para que nos ayude a localizar a los sospechosos responsables del tiroteo fatal. El hombre recibió un disparo a plena luz del día, frente a la gente, creemos que la gente ha visto y conoce a los sospechosos”, mencionó Hlathi.

Jamie Joseph, miembro de la organización defensora de animales Saving the Wild, dijo a medios internacionales que Mabuza fue arrestado en 2018 por la caza furtiva de rinocerontes; pero salió de la cárcel al pagar una fianza y tiempo después, habría continuado con esta actividad.

“NO HAY VOLUNTAD POLÍTICA EN SUDÁFRICA PARA SALVAR AL RINOCERONTE, PERO HOY SE HA HECHO JUSTICIA EN LA CALLE”. Jamie Joseph

El cazador no solo era investigado por el tráfico y muerte de animales protegidos, también por el asesinato de un hombre, quien presuntamente le debía dinero.

De acuerdo con el Departamento de Medio Ambiente, Silvicultura y Pesca de Sudáfrica, la matanza ilegal de rinocerontes en el país ha disminuido, ya que en 2020 se registraron 394 casos, en comparación con 2019 y 2018, cuando la cifra fue de 594 y 769 casos, respectivamente. Sin embargo, esta especie sigue amenazada por los grupos de cazadores y la reducción de lugares adecuados donde puedan vivir libres de peligro.