*Indígenas de la sierra Nayarita se volverán abiertamente comercializadores de mariguana

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Jueves 01 de junio del 2021.- Los indígenas de la zona serrana de Nayarit le apuestan a la cosecha legal de marihuana  para mejor la economía de sus familias,  tras la aprobación por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación del uso lúdico del cannabis.

Intentan legitimar lo que por años producían  de  forma clandestina pero para enriquecer a otros, permitiendo usar sus tierras  en esta zona apta para su cultivo.

Hay habitantes de  los pueblos originarios Del Nayar y la Yesca que buscan obtener  el  permiso para siembra y su posterior comercialización, informó la diputada electa, María Belén Barajas.

“Estamos buscando las concesiones para ahora lo que viene de la marihuana, que se les dé permiso y esperamos que realmente esta situación mejore para las familias”, remarcó.

El objetivo es plantar cannabis en la zona serrana y que los indígenas  sean propietarios de una empresa familiar en donde además de cultivarla, la comercialicen para tener una mejor   entrada económica que les permita vivir en condiciones más holgadas.

La diputada electa,  negó que el dedicarse a la siembra legar de este enervante sea contraproducente para los jóvenes de los municipios serranos puesto que en aquella región, es bajo el consumo.

“Yo no creo que sea contraproducente, al contrario, vendría a beneficiar porque no es para consumirla directamente, se van a fabricar productos, sabemos que la cannabis se usa para ciertos remedios y hay estudios que hablan de sus bondades. Incluso, se han hecho galletas y diferentes cosas y creemos que lejos de perjudicar será económicamente benéfico”.

Y es que dijo que perjudica a aquellas personas que consumen la marihuana en grandes cantidades pero lo permitido son 4 gramos y es una cantidad acertada.

Insistió María Belén Barajas que las personas de los pueblos originarios no consumen la marihuana, para nadie es desconocido que existen ciertas áreas en la sierra donde se produce esta planta pero la mayoría de los indígenas que “están maleados” son de Tepic donde si hay hermanos que están inmersos en el mundo de las drogas.

Si bien, por usos y costumbres se consume  el peyote pero de forma “sana” y en ceremonias de cada una de las etnias.

Por lo pronto, levantan la mano para ser de los primeros en obtener los permisos y probar suerte con este nuevo negocio que a decir de muchas personas, es uno de los más redituables.