El hombre de 35 años y quien fue despedido de la empresa Degasa, regresó a las instalaciones de la compañía y asesinó a dos de sus excompañeros; luego se suicidó.

Tepic, Nayarit a 1 de julio del 2021.

Víctor “N”, de 35 años, exelemento de seguridad de la empresa Degasa Civac, ubicada en el municipio de Jiutepec, Morelos, mató a dos de sus excompañeros y después se suicidó tras haber perdido su empleo. Ahí no hubo un robo, un asalto, una agresión, digamos, patrimonial, indicó el fiscal general de justicia de Morelos, Uriel Carmona.

Empleado de seguridad mata a dos compañeros y se suicida tras ser despedido

“Ahí se trató de un exempleado de una empresa que se presentó a hacer un reclamo de índole laboral, no sabemos si con justificación o no. El tema es que, al hacer ese reclamo lo hizo violentamente y privó de la vida a dos personas, y posteriormente se quitó la vida, utilizando un arma corta de grueso calibre .38 súper. Él había trabajado en esa empresa, eso ya está corroborado. Entonces no hay un tema de impunidad porque el responsable murió en la misma secuela de hechos”, indicó.

De acuerdo con un video de 1:25 minutos que circula en redes sociales, los hechos se registraron el lunes 28 de junio, después de las 16:30 horas. Según medios locales, el sujeto fue a confrontar a la persona que lo había despedido. Los elementos de seguridad se lo impidieron y, por eso, tras entrar a la empresa en su motocicleta, los asesinó.

Una cámara grabó una oficina vacía a la que llegó el agresor vestido de azul. Se quitó el casco de motociclista y abrió su mochila, cuando de pronto salió María de Jesús “N”, de 42 años y elemento de seguridad, y enseguida entró Jorge “N”, quien portaba un impermeable color amarillo.

El sujeto sacó la pistola y disparó a la mujer en el pecho. Después se volteó hacia el hombre contra quién descargó el arma en al menos, seis ocasiones. El sujeto dejó sobre una mesa su casco y la mochila negra que traía consigo. Luego salió del lugar y caminó hacia la oficina de recursos humanos, donde disparó contra un vidrio, les apuntó a otros empleados y, al no encontrar a la persona que lo despidió, se dio un tiro en la cabeza.

Al lugar llegaron los paramédicos del municipio que constataron que el hombre estaba muerto y la mujer estaba herida, por lo que la trasladaron a la clínica Plan de Ayala, donde falleció horas después.