Tepic, Nayarit a 5 de julio del 2021.

Por lo menos cinco enfermeras y un número indeterminado de bebés fueron secuestrados el domingo por personas armadas no identificadas durante un ataque perpetrado contra un hospital en la ciudad nigeriana de Zaria, situada en el estado de Kaduna (norte), sin que las autoridades hayan dado por ahora un balance de víctimas.

De acuerdo con el diario nigeriano Daily Trust, los asaltantes se enfrentaron en un tiroteo a varios agentes de una comisaría cercana al Centro Nacional de Tuberculosis y Lepra de la ciudad, sin que por ahora se sepa a qué grupo pertenecían los atacantes.

“Los secuestrados vivían en la zona de personal. Algunos fueron secuestrados junto a sus hijos. Cerca de diez personas han sido raptadas”, relató un trabajador del hospital, extremo confirmado por la portavoz del sindicato médico del hospital, Maryam Abdulrazaq.

El portavoz de la Policía de Kaduna, Mohammed Jalige, confirmó el suceso y recalcó que las fuerzas de seguridad han lanzado una operación para intentar rescatar a las víctimas, en medio de un repunte de este tipo de incidentes en el país africano durante los últimos meses.

Anteriormente centrados en la zona noreste del país, donde operan Boko Haram e ISWA se han extendido durante los últimos meses a otras zonas del norte y el noroeste, haciendo saltar las alarmas por la posible expansión de estas redes terroristas y criminales.