El presidente de la república comunicó que él no es Peña ni Calderón, ni partidario del “mátalos en caliente”, “no soy partidario de torturas, no soy partidario de asociación delictuosa que se daba entre delincuencia y autoridades”, expresó

México; martes 6 de junio del 2021/agencias.- Al ser cuestionado por la situación que se vive en Aguililla, Michoacán y el no actuar del Ejército ante las provocaciones de grupos delictivos que han cortado la luz y cerrado carreteras, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la población de la zona, y en general de toda la región de Michoacán, para que ayuden a conseguir la paz y no tomen el camino de la violencia ni de la confrontación.
Asimismo, refirió que él no es ni Enrique Peña Nieto ni Felipe Calderón, por lo que no permitirá que sean los grupos de autodefensa los que tengan que garantizar la paz. Sostuvo que ese fue un grave error que causó muchas vidas, por lo que la vía será buscar el diálogo a través de la mesa de negociación que ya se abrió.
“Están muy interesados nuestros adversarios, mucho muy interesados en la provocación, en que caigamos en la trampa de la provocación, de la violencia, porque quisieran mancharnos, quisieran poder decir: ‘es lo mismo de antes’. No, yo no soy Peña, ni soy Felipe Calderón, no soy partidario del ‘mátalos en caliente’, no soy partidario de masacres, no soy partidario de torturas, no soy partidario de asociación delictuosa que se daba entre delincuencia y autoridades, somos distintos”, manifestó en conferencia matutina.
El primer mandatario pidió hacer a un lado el odio y el rencor para en su lugar llevar a la práctica el principio del amor al prójimo.
“No a la violencia, sí a la paz, al diálogo; y que no se dejen manipular por grupos delictivos que tienen otros propósitos que, aunque aparentan ser muy buenos y les reparten despensas o les ayudan, solo los están utilizando”, señaló.
“Nosotros estamos en la mejor disposición de ayudarlos, a toda la población, pero que no opten, que no decidan por querer resolver las cosas con violencia. Se los pide el presidente de México. Conozco El Aguaje, conozco Aguililla, conozco toda esa región y conozco el pueblo de Michoacán, y es un pueblo bueno, un pueblo trabajador”.
El primer mandatario manifestó que los grupos de la delincuencia organizada quieren apoderarse de territorios, provocar confrontación y pérdidas de vidas humanas.
“Nosotros no queremos eso, no queremos que nadie pierda la vida, y aquí incluyo a todos, no quiero que pierdan la vida quienes están en las bandas delictivas, no quiero que pierda la vida nadie. No estoy de acuerdo con la vía violenta, soy pacifista. Aunque se burlen porque tengo una razón de fondo, aunque se burlen, voy a seguir diciendo: abrazos, no balazos. La paz es fruto de la justicia. No se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede enfrentar el mal con el mal, no se puede apagar el fuego con el fuego”, agregó.
López Obrador expresó que su Gobierno vive asediado porque es una temporada de canallas y zopilotes.
“Tenemos ideales, tenemos principios y vamos a seguir adelante, y vamos bien y vamos a cuidar, nada más no caer en ninguna provocación. Y al mismo tiempo, qué bien que tenemos esta posibilidad de comunicarnos con la gente, porque yo estoy seguro que en Aguililla van a tenernos confianza y vamos a seguir con el diálogo hasta llegar a acuerdos, pacificar, no sOlo Aguililla, todo el país, cuando se actúa de buena fe”, puntualizó.
El jefe del Ejecutivo explicó que la razón por la cual no ha actuado el Ejército en Aguililla ha sido porque se tiene el objetivo de buscar un acuerdo y al mismo tiempo, evitar la violencia y la confrontación.
“Porque hasta se podría decir: Es entre ellos. Antes así se decía, como si no fuesen seres humanos; ‘sí, hay muchos homicidios, pero es entre ellos, es enfrentamiento entre ellos’. Sí, puede ser enfrentamiento entre ellos, pero nosotros tenemos la obligación como Estado de proteger la vida de todos”, expuso.
Sobre una visita a la zona, AMLO contestó que vería cuándo puede ir.
“Y también, no voy porque no quiero hacerle ‘el caldo gordo’ a la prensa amarillista y a nuestros adversarios. ¿Se imaginan? Si voy a estar en eso, híjole, el Reforma y El Universal, y las televisoras y todos hablando nada más de eso. Estoy pendiente, estoy atento, estamos actuando, pero pues no me estoy chupando el dedo. Por algo soy el presidente de más edad en la historia de México, hasta lo dicen mis adversarios y hasta les concedo razón, que ya estoy chocheando”, agregó.