Una mujer de 37 años, avisó a su jefe que estaba enferma para ir al juego de semifinales de la Euro, pero salió en tele y fue despedida.

Tepic, Nayarit a 9 de julio del 2021.

La victoria de Inglaterra sobre Dinamarca en las semifinales de la Euro 2020 tiene miles de historias a su alrededor y una de ellas es la de Nina Farooqi, una mujer de 37 años de edad que perdió su empleo tras reportar a su trabajo que estaba enferma; sin embargo, apareció en la cámaras de tele en el estadio Wembley.

Luego de que su historia se volviera viral, la mujer admitió a la prensa local que dijo la mentira porque su amiga consiguió boletos de último momento y era poco probable que su jefe le diera el día libre por la escasez de personal, por lo que fingió estar enferma para poder viajar desde su localidad, Ilkley, West Yorkshire, con rumbo a Londres.

Nina Farooqi ideó el plan perfecto: a la hora de su almuerzo avisó a su jefe que se sentía enferma y le pidió permiso para ir a casa, pero viajó a Leeds para tomar el tren rumbo a Londres y llegar a tiempo al estadio.

El plan de Nina Farooqi, productora de contenido digital, cambió cuando Inglaterra anotó el gol que momentáneamente le daba el empate. Al igual que los 60 mil aficionados presentes en el estadio, la mujer estalló con la anotación y su reacción fue captada por la transmisión internacional y por cinco segundos su rostro estuvo en las pantallas de todo el mundo.

45228479-9771119-The_digital_content_producer_was_caught_out_when_she_appeared_on-a-5_1625816407322.jpg

La fanática añadió que su teléfono enloqueció al medio tiempo, pues amigos que viven en Australia y Estados Unidos le dijeron que había salido en televisión, e incluso una de las presentadoras de la BBC, Stacey Dooley, compartió las imágenes en su cuenta de Instagram.

Nina tomó un tren a las 6:00 de la mañana para volver a Yorkshire y llegar a tiempo al trabajo, pero justo cuando iba en camino, recibió una llamada diciéndole que no se molestara en llegar a la oficina. Su jefe le dijo que la habían visto en televisión, aceptó que fingió estar enferma para poder hacer el viaje, a lo que únicamente le dijeron que era todo y que daban por terminada su relación laboral.

Gracias a su trayectoria como fotógrafa de futbol y productora de videos, algunos de sus amigos en clubes femeniles le avisaron que hay algunas opciones de trabajo para ella. Además, añadió que las semifinales y la final son una situación única en su vida, pues desde 1996 Inglaterra no llegaba a las semifinales de la Euro, por lo que lo volvería a hacer sin dudarlo.