*Y otras 30 personas lesionadas por el incendio de una fábrica de comida y bebidas

Bangladesh; viernes 9 de julio del 2021/agencias.- Al menos 52 personas murieron y una treintena resultaron heridas en el incendio que continuaba este viernes de una fábrica de alimentación y bebidas en Bangladesh, donde algunos obreros tuvieron que saltar por las ventanas para escapar de las llamas.

Todavía no se conoce el número total de empleados que estaban en el edificio de seis plantas de Rupganj, una ciudad industrial cerca de la capital, Daca. Habitualmente hay más de mil, pero muchos consiguieron huir cuando empezó el siniestro.

En una carretera próxima a la fábrica, donde el incendio seguía sin estar controlado 24 horas después de empezar, hubo enfrentamientos entre cientos de familiares de los empleados, que protestaban por la lentitud de las operaciones de rescate, y las fuerzas de seguridad.

“Lanzaron piedras a la policía y ésta disparó gases lacrimógenos para dispersarlos”, declaró a la Afp el jefe de la administración local, Mustain Billah.

Los incendios y derrumbes de edificios son relativamente frecuentes en Bangladesh, un país pobre del sur de Asia, sobre todo en su gran industria textil, debido al incumplimiento de las normas de seguridad. Las reformas prometidas por el gobierno en este ámbito tardan en materializarse.

La policía y testigos dijeron que el incendio empezó alrededor de las 17:00 (11:00 GMT) del jueves en Hashem Food and Beverage, que fabrica dulces, fideos y zumos de frutas, entre otros productos.

La cifra inicial de muertos fue de tres, y luego se descubrieron 49 cuerpos sin vida en el tercer piso.

“Los trabajadores (que estaban) allí no podían llegar al tejado porque los accesos de las escaleras estaban cerrados. Y no pudieron bajar porque los pisos inferiores estaban envueltos en llamas”, dijo Debashish Bardhan, portavoz de los bomberos.

Productos químicos


Los cuerpos calcinados fueron llevados a las morgues por ambulancias, mientras la gente en las calles cercanas miraba horrorizada y gritaba.

Al menos 30 personas resultaron heridas y algunas saltaron desde las ventanas de los pisos superiores cuando el fuego se propagó rápidamente, dijo el inspector de policía Sheikh Kabirul Islam.

Los bomberos rescataron a 25 personas del tejado del edificio.

“Cuando el fuego se contenga iniciaremos la búsqueda de supervivientes dentro del edificio”, dijo el portavoz de los bomberos.

Dinu Moni Sharma, jefe del cuerpo de bomberos de Daca, señaló que el fuego se extendió rápidamente debido a la presencia de productos químicos y plásticos altamente inflamables en la fábrica.

Sindicatos en cólera
Mamun, un trabajador, dijo que él y otras 13 personas corrieron a la azotea cuando el fuego empezó en la planta baja, inundando todo el edificio con un espeso humo negro.

“Los bomberos nos bajaron usando una cuerda”, explicó.

Muchas familias se temían lo peor.

“Vinimos aquí porque mi sobrina no respondía a nuestras llamadas. Y ahora su teléfono ni siquiera da señal. Estamos preocupados”, indicó Nazrul Islam.

Responsables del sindicato culparon a las autoridades de la insuficiente aplicación de las medidas de seguridad.

“El gobierno no ha realizado la más mínima mejora en la seguridad laboral de miles de fábricas, lo que ha provocado la muerte evitable de muchos trabajadores”, dijo Kalpon Alter, uno de ellos.

Al menos 70 personas murieron en febrero de 2019 en un enorme incendio que arrasó varios edificios de departamentos en Daca, donde se almacenaban ilegalmente productos químicos.

Y en abril de 2013, el taller de confección Rana Plaza se derrumbó como un castillo de naipes, matando al menos a mil 138 trabajadores, una tragedia que causó una conmoción mundial.