El presidente de la república asegura que no le molesta que personas de su gabinete expresen sus intenciones

México; martes 13 de julio del 2021/agencias.- Luego de que el canciller Marcelo Ebrard se destapó para la sucesión presidencial del 2024, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a afirmar que ya quedaron atrás los tiempos del ‘tapado’, del dedazo, la cargada y el besamanos.

En conferencia matutina, aseguró que no le incomoda que los integrantes de su gabinete expresen sus intenciones de aspirar por la candidatura presidencial en 2024, pues señaló que todos están en su derecho a participar.

Asimismo, afirmó que no le preocupa que “las corcholatas” (aspirantes) se vayan a descontrolar al hacer públicas sus propósito, pues manifestó que el pueblo pone a cada quien en su sitio.

“Ayer dije que soy como el destapador, sólo que mi corcholata favorita va a ser la que el pueblo quiera”, reiteró.

“El pueblo pone a cada quien en su sitio, ya cambió esto, la gente es la principal protagonista del cambio. Todos los que quieran participar están en su derecho. Ya dejar en el pasado esas prácticas del tapadismo, de la designación, del dedo o aquellas frases célebres legendarias de que ‘el que se mueve no sale en la foto’ y otras hasta más ofensivas de que ‘está flaca la caballada’”.

El primer mandatario aseveró que los integrantes de su gabinete están cumpliendo con sus funciones con responsabilidad, y subrayó que lo más importante es que hay relevo generacional.

También indicó que no ha hablado con nadie sobre ser su sucesor o sucesora; sin embargo, dijo que el objetivo superior que deben tener, por encima de sus intereses personales, es la transformación de México y el bienestar del pueblo.

“Desde luego ahora es otra etapa en la vida pública. No he hablado con él, ni he hablado con nadie, eso ya no existe, todos tienen posibilidad. Todos tienen el derecho de votar y ser votados. Están cumpliendo con su responsabilidad principal que es servir al pueblo pero ahí están trabajando en sus tareas, sus funciones, lo están haciendo muy bien todos. Y ya en su momento, con el procedimiento democrático que elijan los partidos se tiene que decidir”, dijo.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard prometió no descuidar funciones pese a su interés de competir por la Presidencia en 2024.

“Primero, agradecer al Presidente que nos tome en cuenta y segundo faltan dos años y medio; dediquémonos a trabajar, seamos eficientes, respetemos a los demás, actuemos en función de eso, no perdamos la concentración de lo que estamos haciendo, seamos consistentes, perseverantes y leales y, por supuesto, que cuando se den las normas lleguen los tiempos, estamos a la mitad del gobierno, cuando eso llegue estemos para participar”, afirmó.