*Gloria Núñez y Ramón Cambero “de la greña” por el cascarón que queda del PAN

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Jueves 15 de julio del 2021.- Con  golpes bajos,  manoteos  y  mitotes se disputan el “control” de  la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN), luego de  fracaso de este instituto político en el proceso electoral del pasado mes de junio.

Dos grupos se pelean las ruinas del partido albiceleste,  uno encabezado por la candidata perdedora al gobierno de Nayarit, la Senadora Gloria Núñez y su hoy acérrimo enemigo y cacique panista, Ramón Cambero Pérez.

Ambos grupos se cargan tremendo pleitazo en la Ciudad de México  ante el dirigente nacional Marko Cortés a quien van y le llenan la cabeza de mitotes en su afán de quedarse con el hueso que les genera grandes dividendos.

Recientemente, se  vio a la Senadora Gloria Núñez saliendo de las oficinas nacionales del PAN, donde habló pestes de la actual dirigencia quien hizo un pésimo papel al frente de partido a  tal grado de que por los malos resultados,  no habrá ningún Diputado Federal panista en la próxima legislatura, las alcaldías sólo se ganaron dos y una de ellas, obviamente de la esposa de Ramón Cambero posición a la que se le puso toda la carne al asador, descuidando el resto de las alcaldías.

Político al fin y al  cabo, el dirigente Marko Cortés la escuchó atentamente sobre los motivos del por qué Juan Guerrero no debe seguir al frente del PAN y como ella “es la única panista posicionada”, y por eso se merece la dirigencia, éste  le dio la palmadita y le dijo que ella es “la buena” para dirigir a los albicelestes.

Pero por otro lado, el grupo caciquil albiceleste que encabeza Ramón Cambero a través de su amigo incondicional,  Juan Guerrero no quiere soltar el poder y también acudió a la dirigencia nacional en donde dejó en claro que a Gloria nadie la quiere en Nayarit, que es la candidata que ha perdido de la peor manera en toda la historia del PAN puesto que es repudiada hasta por las mascotas por su negro pasado y sería un terrible error darle la dirigencia.

Nuevamente, Marko Cortés utilizó la misma estrategia de escuchar y darle la razón de que los avances del PAN a lo largo de la historia no pueden tirarse a la basura, nada más así como así, por lo que el equipo de siempre debe seguir liderando a los panistas de Nayarit.

El líder nacional a las dos fuerzas políticas  les dijo que sí para que solitos se den hasta con la cubeta y al final, quien aguante más los catorrazos se quedará con lo que queda del PAN en la entidad.