En Reino Unido se registró un brote de norovirus, también conocido como “virus del vómito”, enfermedad conocida por su alto nivel de contagios.

Tepic, Nayarit a 19 de julio del 2021.

Autoridades sanitarias del Reino Unido encendieron alertas por un brote de norovirus, conocido popularmente como “el virus del vómito”, con un registro de contagios tres veces más alto de lo habitual. Según un reporte del Public Health England (PHE), los casos de norovirus han aumentado desde las últimas cinco semanas, particularmente en guarderías.

La preocupación ha llegado a tal grado, que señalan que el alto índice de casos del virus del vómito podría ser considerado prepandémico, pues se han registrado casos en todos los grupos de edades y entornos de Reino Unido. En las últimas cinco semanas se han registrado 154 casos, muy superior a los 53 casos reportados en promedio durante el mismo periodo de tiempo de los últimos cinco años.

Especialistas señalaron que esta oleada de contagios de norovirus también podría ser consecuencia del final de las restricciones sanitarias para evitar contagios de Covid-19. El norovirus es muy infeccioso y sus síntomas principales son vómito y diarrea, aunque por lo general desaparece en un par de días. Se transmite fácilmente a través del contacto con personas infectadas o superficies contaminadas.

Virus del vómito", ¿por qué preocupa el norovirus?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (CDC) señalan que estas son las principales formas de infectase con el virus del vómito:

  • Consumir o beber alimentos contaminados con norovirus.
  • Tocar superficies u objetos contaminados con norovirus y luego llevarse los dedos a la boca.
  • Tener contacto directo con una persona enferma con el virus, ya sea por cuidarla o bien compartiendo alimentos o utensilios para comer.

El virus del vómito se puede propagar a través de los millones de partículas que una persona enferma puede emitir, ya sea por vómito o heces fecales. Una persona sana puede contagiarse por entrar en contacto directo con la persona o bien por tocar superficies contaminadas que no fueron limpiadas adecuadamente.

También es importante saber que una persona puede contraer norovirus varias veces en su vida, pues debido a que existen múltiples variantes, es probable que se genere inmunidad ante una variante específica, pero no contra todos los virus de la familia.

Además se desconoce cuánto dura la inmunidad al norovirus, lo que podría explicar infecciones y contagios en personas de todas las edades. También está demostrado que existe una predisposición genética para que algunas personas sean más propensas a contagiarse del virus del vómito.

Además de vómito y diarrea, otros síntomas provocados por este padecimiento pueden incluir náuseas repentinas, fiebre, dolor abdominal y dolor en las extremidades. En algunos casos también puede registrarse dolor de cabeza, e incluso la inflamación de estómago o intestinos, denominada como gastroenteritis aguda.

Las personas contagiadas presentan síntomas entre 12 y 48 horas después de haber estado expuestas al virus. La gran mayoría de las personas que desarrollan esta enfermedad se recuperan entre uno y tres días después. Los CDC recomiendan que si la diarrea no se detiene en un par de días, es recomendable acudir al médico. Lo mismo si el vómito es muy intenso y constante, hay intenso dolor abdominal, deshidratación o heces con sangre.

¿Cómo se puede evitar la propagación del norovirus?

  • Para evitar que el virus del vómito se propague, es necesario quedarse en casa si se presentan síntomas.
  • Si un integrante del hogar presenta estos síntomas, es necesario que los demás se queden en casa, sin ir a escuela o trabajo, pues es muy probable que los otros integrantes también estén contagiados.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua tibia y jabón. El alcohol en gel no mata al norovirus.
  • Si una persona infectada vomita, se debe limpiar la superficie con limpiadores domésticos.
  • También es importante desinfectar constantemente superficies de uso común como inodoros, grifos, teléfonos, manijas de puertas y superficies de cocina.
  • Una persona enferma debe evitar cocinar o preparar alimentos para otras personas hasta 48 horas después de que los síntomas hayan desaparecido.
  • Ropa, sábanas y cobijas contaminadas deben lavarse con detergente y agua caliente, preferentemente a 60 grados, y de preferencia se deben utilizar guantes desechables.
  • Lavar frutas y verduras antes de comerlos.
  • Evitar viajes si se presentan síntomas.