*Se beneficiará a 10 millones 300 mil adultos mayores aseguró el presidente de la república

México; lunes 19 de julio del 2021/agencias.- La pensión universal para adultos mayores en México tendrá un incremento gradual a partir de julio de este año, hasta llegar a duplicarse en 2024, con un monto de alrededor de 6 mil pesos.

Actualmente, la pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores consiste en un apoyo económico de 2 mil 550 pesos cada dos meses.

Estos cambios forman parte del anuncio que dio el presidente Andrés Manuel López Obrador el domingo, en el que también señaló que la edad para recibir este tipo de pensión bajará de los 68 a los 65 años.

El plan iniciará en el séptimo mes del año con un aumento del 15 por ciento. Posteriormente, en enero de 2022, 2023 y 2024 la pensión tendrá un incremento del 20 por ciento anual (más inflación).

El titular del Ejecutivo apuntó, desde Guelatao, que el presupuesto anual para dichas pensiones subirá en los próximos años. “(El aumento en el monto de las pensiones) representa incrementar el presupuesto anual para la pensión de adultos mayores de 135 mil millones de pesos a 240 mil en 2022, a 300 mil millones en 2023 y a 370 mil millones de pesos en 2024”.

Así, “se beneficiará a 10 millones 300 mil adultos mayores. Estos recursos saldrán del recurso público, sin aumentar la deuda ni los impuestos”.

La dispersión de esta pensión arrancó en julio de 2020.

El aumento en la pensión para personas adultas mayores será financiado con redistribución presupuestal y no se utilizará deuda para fondear uno de los programas insignia de López Obrador, señaló esta tarde Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al participar virtualmente en la Segunda Cátedra de SHCP, organizada por la Facultad de Economía de la UNAM, indicó que hay una “regla de oro” en la Constitución referente a que la contratación de endeudamiento tiene que ser solo para financiar proyectos de infraestructura y no para programas sociales.

“Los programas de pensiones y de transferencias directas no condicionadas están pensadas en un diseño de política pública diferente y tiene que ser también pensado desde un punto de vista redistributivo de las finanzas públicas”, anticipó.