*La Fiscalía confirmó que tiene probado un primer caso judicializable por el uso del equipo de espionaje

México; marte 20 de julio del 2021/agencias.- La Fiscalía General de la República (FGR) reveló que tiene debidamente probado un primer “caso judicializable” de la utilización del equipo Pegasus para espiar a múltiples personas durante la administración de Enrique Peña Nieto.

Señaló que, sobre los nuevos datos que se han hecho públicos, respecto a diversos espionajes a personas de un alto perfil en el país, como el círculo cercano al presidente, dijo que se incorporarán a la investigación ya señalada.

Dijo que esto es con el objeto de ampliar, en su caso, las investigaciones correspondientes, para lo cual se habrán de desahogar las diligencias de investigación que procedan.

Por lo pronto, señaló que uno de los personajes espiados en la pasada administración está Manuel Mondragón y Kalb, comisionado de Seguridad en la administración de Peña Nieto.

Explicó que su teléfono fue intervenido y grabadas sus conversaciones con funcionarios de las Secretarías de Gobernación y de áreas de Seguridad Nacional, así como con terceras personas.

Sobre las evidencias con que cuenta, dijo que gracias a la denuncia y participación permanente de Carmen Aristegui, el Ministerio Público lleva a cabo una investigación exhaustiva de los contratos del equipo Pegassus.

Dijo que estos fueron suscritos por Tomás Zerón de Lucio, en la entonces Procuraduría General de la República, durante la administración anterior

“Todo lo cual llevó a esta Fiscalía a una serie de diligencias y de cateos periciales, en los que la propia Carmen Aristegui participó como testigo, lo cual se realizó en la empresa KBH TRACK, administrada por Víctor “R” y cuyo propietario era el ciudadano israelita Uri Emmanuel “A”, quien huyó del país hace más de dos años”, señaló.

Agregó que, en este procedimiento, Carmen Aristegui logró aportar a un testigo fundamental, quien proporcionó los datos necesarios para establecer que la empresa israelí NSO Group, propietaria del software Pegasus, utilizaba a la empresa operadora mexicana antes señalada.

Indicó que fue así que se obtuvo un disco duro, en el que se demuestra plenamente que dicha empresa maquiladora realizaba el espionaje telefónico para diversos solicitantes que aún no se hayan identificados plenamente para efectos judiciales.

Puntualizó que se está, en este momento, en espera de que varios denunciantes puedan aportar sus teléfonos celulares para que, con autorización de un Juez de Control, se extraiga la información correspondiente para efectos de judicialización.

En tanto, ha solicitado a las diversas entidades del Gobierno Federal señale si en sus antecedentes se ha encontrado algún contrato con Pegasus, sin que hasta la fecha se haya tenido respuesta positiva.