México. Jueves 22 de Julio del 2021.- (Agencias).- “Ya no tengo ninguna intención de sacrificar mi vida, mi tiempo, mi libertad y la de mis hijas, por quienes se niegan a recibir una dosis contra el coronavirus”, sostuvo el presidente de Francia.

Arremetió contra aquellos ciudadanos franceses que se niegan a recibir la vacuna contra el coronavirus en el país y reconoció que “ésta vez” son ellos quienes “se van a quedar en casa” y “no nosotros”.

“Estoy a favor de la línea francesa ahora mismo. Ya no tengo ninguna intención de sacrificar mi vida, mi tiempo, mi libertad y la de mis hijas, por quienes se niegan a vacunarse. Esta vez se queda usted en casa , no nosotros“, señaló Macron en cadena nacional.

El lunes 12 de julio, el mandatario francés anunció un conjunto de medidas para alentar la inmunización. Entre ellas, la generalización del certificado sanitario para poder ir a restaurantes o cines y la vacunación obligatoria para el personal de salud.

“Es la única manera de volver a la normalidad”, sostuvo para luego anticipar que desde agosto todos los franceses deberán presentar certificado de vacunación o un test negativo para ingresar a restaurantes, cafés, comercios, hospitales, aviones y trenes.

Récord de vacunación diaria en Francia tras las nuevas medidas de Macron

El presidente francés informó también que la vacunación contra el Covid-19 será desde ahora obligatoria para todo el personal de salud, los empleados de las residencias de ancianos y quienes trabajen con personas frágiles.

Tendrán hasta el 15 de septiembre para vacunarse. En caso contrario, no podrán seguir trabajando y no serán pagados”, explicó el ministro de Salud, Olivier Véran. “Nuestro país se enfrenta a un aumento de casos en todo el territorio”, concluyó Macron.

El miércoles 14 de julio, cerca de un millón de franceses tomaron cita para vacunarse después del anuncio del presidente

Así es como Francia planea acelerar la vacunación contra el coronavirus

En Francia, quien no se vacune ya no podrá ir a restaurantes, cafés, cines, museos, ni subirse a aviones, trenes. Y tendrá que presentar una prueba negativa que dejará de ser gratuita, ahora les costará 49 euros por el PCR, 29 por el antígeno.

El Presidente ha dicho firmemente: “Soy consciente de lo que estoy pidiendo y sé que estás listo para este compromiso. Esto es, en cierto sentido, parte de tu sentido del deber”.