Asunto 1

Históricamente la secretaría de gobernación federal ha tenido poder político e influencia. Esto sucedió preponderantemente en la época dorada del Revolucionario Institucional; empero, con los blanquiazules, la situación cambió tanto que su poder, de facto, fue desplazado. Con la “izquierda” llegando al gobierno la tendencia no cambió tanto, e incluso además de acentuarse, se desniveló aún más.

Es decir, para bien o para mal al presente gobierno federal le gusta concentrar el poder en un solo individuo. Insisto, esto no puede calificarse por sí mismo como algo benéfico o no, sólo que es demasiado evidente que las decisiones se toman de forma vertical.

Bueno, a la (primera) encargada de la política interior del país nunca le fue bien con los comentarios y la atmósfera creada a su alrededor.  Por ejemplo, le llamaban “el florero de Bucareli”, pues según solamente estaba de adorno en las reuniones con el presidente.

¿Se habrá comportado como un mero ornamento la ex ministra de la SCJN? ¿Habrá tenido voz y voto con el presidente? ¿No cumplió con alguna encomienda?  ¿La quiere tanto, y le es tan útil, que por eso la mandó de regreso al Senado de la República?  Estas son preguntas que en la política-ficción sólo tienen probables respuestas.

¿Quién queda en lugar de Sánchez Cordero? Si no me falla la memoria, el elegido es el actual gobernador de Tabasco, el cual todavía tiene que solicitar licencia al congreso de su estado. ¿Qué se sabe de él? Es un político, buen operador político y muy cercano al presidente.

¿Este cambio tendrá que ver con la sucesión de 2024? Estoy convencido que sí. Seguramente había “otros” muy seguros que ya se sentían los elegidos por el presidente, este nuevo nombramiento nos permite sospechar que todo puede pasar.

La política es forma y es fondo.  Habrá que analizarse detenidamente, y con lupa, los siguientes movimientos al interior del gobierno federal y ver los inevitables reacomodos.  Al tiempo

Asunto 2

Según tengo entendido el próximo lunes el regreso a clases. Con cierta sorpresa he seguido los acontecimientos al respecto. Parece que algunas escuelas regresarán de forma presencial; otras, en un modelo híbrido, y otras más, siguen delineando la estrategia con los padres de familia.

Hace poco estuve hablando con un amigo que me contó de primera mano la situación de algunos planteles escolares. Por ejemplo, me contó una situación en la  que alumnos de una secundaria técnica federal- previo a la pandemia- se enfermaron de forma constante y, al parecer inexplicable. Gran sorpresa se llevaron las familias al descubrir que todo se debía a que el tinaco (el cual tenía más de 10 años sin servicio), encontraron un nido de aves y algunas ratas muertas. Ni siquiera puedo imaginar cómo estarán las instalaciones, de esa y muchas escuelas más, después de año y medio sin clases. ¿Se imaginan?

Asunto 3

El día de ayer el presidente no pudo llegar a su conferencia mañanera porque maestros le impidieron el paso mientras realizaba una gira de trabajo.  Este asunto me preocupa en varios aspectos. Me imagino que el Ejecutivo federal es una de las personas con mayor cuidado y vigilancia de todo el país, ¿acaso su equipo no había considerado que una situación así podía presentarse?

No quiero ni siquiera imaginar si en lugar de protestas hubiesen intentado algo más grave. Seguramente lo hubieran conseguido y prácticamente sin problema alguno.  En sí, la seguridad del presidente debería de tomarse como un asunto de seguridad nacional, y no, como hasta el momento, como algo sin importancia. El pueblo bueno, en cualquier momento, puede convertirse en malo.

Hasta la próxima

luisefeve@hotmail.com

Luis Fajardo Velázquez