Por: Carlos Delgado Camacho

No se requiere demasiada capacidad intelectual o política para entender que si se tiene verdadero  propósito de impulsar LA TRASFORMACIÓN DE NAYARIT, paso obligado resulta el “dedicar el tiempo necesario para seleccionar debidamente” a quienes estarán al mando de las instituciones mediante las cuales se coordinan, dirigen y administran los diferentes niveles educativos responsables de preparar a la población estudiantil de una entidad. Es decir, el más elemental sentido común es suficiente para entender que si se ha elegido como tarea fundamental la trasformación del actual estado de cosas existente en Nayarit respecto a los rubros económico, político, social y cultural; habrá que garantizar que las escuelas públicas preparen eficientemente a sus alumnos. Para el caso, habría que empezar “por poner gente diferente”, preparada y comprometida con dicho propósito. Albert Einstein lo dijo muy claro y simple: “Si buscas resultados distintos, no hagas lo mismo”; luego entonces insisto, el asunto es sencillo y reitero, cuando menos en esta delicada y estratégica área como lo es sin duda LA EDUCACIÓN; habrá de abandonarse “la perjudicial tradición” de usar los puestos de dirección como “moneda de cambio” para pago de respaldo político. Quien esto escribe lo ha venido señalando desde hace varias décadas y lo sigo sosteniendo con suficiente conocimiento de causa: EN EL ACTUAL  ESTANCAMIENTO ECONÓMICO, POLÍTICO, SOCIAL Y CULTURAL NAYARITA; TIENE MUCHO QUE VER EL NOCIVO INTERVENCIONISMO QUE HAN TENIDO LOS SINDICATOS DE INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN PÚBLICA. Dos sencillas muestras de ello lo constituyen por ejemplo el cacicazgo de la Sección 20 del SNTE y el SETUAN; el primero perjudicando por más de 40 años la buena marcha en la educación básica e instituciones de nivel medio superior federalizadas; y el SETUAN, que igualmente por décadas ha depredado gravemente a la UAN; ambos, contando con el aval de gobernantes estatales en turno. Luego entonces, este tema ESTÁ SUFICIENTEMENTE DIAGNÓSTICADO; SE CONOCEN LAS CAUSAS Y POR SUPUESTO LAS SOLUCIONES. Así que a  SINDICATOS Y LÍDERES habrá que “SACARLOS DE LAS ADMINISTRACIONES INSTITUCIONALES” y  remitirlos a su papel original “de velar por los intereses de sus representados”; GOBIERNO y FUNCINARIOS EDUCATIVOS por su parte; hacer que se apliquen con responsabilidad  los Planes y Programas de estudio vigentes. De volverse a este esquema original, aseguro que los propios  trabajadores de la educación lo celebrarán, puesto que al ser los sindicatos los que mandan en las administraciones “no hay cómo defenderse” de los frecuentes atropellos. Las actuales circunstancias de pandemia que al igual que al resto de la sociedad impactan al sector educativo, y  el inminente y necesario regreso a clases con la intención de RECUPERAR A MARCHAS FORZADAS EL TIEMPO PERDIDO; requerirá tanto de UNA NUEVA VISIÓN DE ESTADO, así como de LIDERAZGOS ACADÉMICOS (no sindicales) que por su trayectoria, sean reconocidos y seguidos por los Trabajadores de la Educación  para enfrentar ESTE GRAN RETO. La tarea no es sencilla; pero SI HAY CONGRUENCIA EN LAS DESIGNACIONES Y SE SABE SENSIBILIZAR, MOTIVAR E INVITAR AL MAGISTERIO NAYARITA A UNA CRUZADA EN FAVOR DE UNA VERDADERA TRANSFORMACIÓN DE NAYARIT; ¡Claro que se puede obtener una buena respuesta! 

COROLARIO: LA CNTE que nació originalmente como una alternativa democrática sindical y que muy pronto adquirió los mismos vicios que criticaba, hoy volvió a ser noticia al cruzarse en el camino de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. A ver cómo les va con un Presidente Mexicano que todo indica, parece estar cansándose de ser tolerante. Hasta la próxima.