RIGOBERTO GUZMÀN ARCE

                                INÈDITO Y AMISTAD

El viernes 17 de septiembre, en un acto histórico por inédito en el salón Las Fuentes que está dentro del Lienzo Charro Cristo Rey, tomó posesión el XLII Ayuntamiento de Ixtlán del Río, gobierno que encabeza por primera vez una mujer, la joven licenciada Elsa Nayeli Pardo Rivera. En el acto protocolario, al cual fui invitado y también como corresponsal del Regional, columnista del Realidades de Nayarit, y en lo personal como cronista adjunto, resalta la organización y decoración de blanco, los regidores impecables en su vestir, Elsa sobresale con un vestido negro, invitados especiales como diputados federales, el representante del gobernador electo, la diputada local Tania Montenegro y los expresidentes municipales como Salvador Muñoz Hernández y Everardo Sánchez Parra. Mayoría de amigos. Todo fluyó con cierta emoción, el discurso de la nueva presidenta o presidente, que en un esbozo general se compromete cercanía con los habitantes del municipio, buscar y abrir apoyo para proyectos, trabajar sin distingos con todos. Evoca a Gómez Morín y Manuel J. Clouthier, su perfil panista lo demuestra. Logra ser presidenta después de un recorrido político cuando inició como regidora en el 2011, diputada local y candidata al gobierno de Ixtlàn en el 2017 cuando perdió con Juan Parra alias Charranas. En política no hay nada escrito. Después de impugnaciones, llegó el jueves 17 después de la lluvia, protesta con el rigor de la ley. Al término del evento oficial la entrevisto, voy en busca de todas las voces, a Pablo Balbuena Sánchez como dirigente municipal de Morena y padre de Blanca, regidora; al regidor miguel Medina, a Enrique Mota Marmolejo, director de Turismo y Jesús Flores Martínez quien señala que en el enmarcado del evento no era correcto colocar Toma de Protesta de Elsa Nayeli Pardo Rivera, sino que sería Toma de Protesta del XLII Ayuntamiento de Ixtlàn del Río. Los saludos, abrazos, llega una banda, tomo fotografías, me vengo caminando disfrutando del bello atardecer, gris y verde. De noche vuelvo a la plaza, subo al palacio municipal y filmo de nuevo hasta casi las once, la música, la polémica del baile popular con Covid 19. Estuvieron Los Cadetes de Linares y la Banda Cohuich. Elsa sube al templete y agradece a los presentes. Regreso como todos que estamos expectantes de este momento. Ojalá que estemos a la altura de la historia y al amor a la comunidad.

Reflexionando porque vivimos en un tiempo de vértigo y de opinòlogos, donde las redes sociales son punta de lanza para todo, procuro analizarme. Me siento amigo con los seguidores y detractores de algo, de un equipo, de un grupo, y los entiendo, cada cual tiene el derecho, la libertad. En mi caso tengo buen trato con los que le van al América, a Las Chivas, al Cruz Azul y por supuesto a mis queridos Pumas. Igual en la política y las religiones. Mis respetos y cuando es necesario fortalecer la amistad lo hago. Llevo años en Facebook y lo social, lo cultural y lo artístico tiene su relevancia en mis publicaciones. Me encanta compartir publicaciones, lo que escribo, del Ixtlàn que quiero y deseo que seamos dignos herederos de nuestros antepasados. Durante más de treinta años me dediqué a una profesión tan humana como ser profesor, lo viví, lo sentí intensamente y el sueño de amor terminó. La continuación ha sido colaborar entonces a favor de la comunidad, el barrio, los vecinos y aprovecho mi oficio de escritor, de cronista adjunto, de ser parte de La Crónica de Nayarit, de ser columnista del Realidades de Nayarit, de mi pasión de ciudadano para incidir en construir una sociedad amigable, proyectos que surjan de los que trabajan a favor de los necesitan vida digna. No es fácil. A través de los años he comprendido que mi vida no es solamente estar escribiendo obra literaria y enclaustrarme en mi mundo cultural. También me muevo en la comunidad, sigo mi travesía aportando lo que deseo y quiero en completa libertad, tomo decisiones y asumo mi responsabilidad. No pertenezco a ningún partido político, ni a grupos de ninguna especie. Voy a seguir participando en donde considero conveniente y seguiré haciendo lo que me nace. Procuro hacer el bien, y ayudar al prójimo. Tengo el compromiso con mi conciencia. Mi muro es de respeto y libertad, sin agredir a nadie. Es agradable tener amigos. Gracias por seguir siendo amigo. Lo valoro tanto.