¿Qué debemos esperar del gobierno?

Asunto 1:

La democracia constitucional existe bajo un cierto número de reglas. Podemos imaginarnos aspiracionalmente que dichas reglas son: seguridad, orden, libertad, propiedad, estado de derecho, participación, pluralidad, y todas las que usted pueda pensar. ¿Qué sucede cuando esto solamente se queda en letra muerta y no llega a concretizarse en la realidad?

Veamos, algunos ejemplos:

  1. Se persiguen científicos en lugar de delincuentes. Sin pretender analizar de fondo la disputa entre la FGR y los investigadores, el caso me parece lamentable. ¿Verdaderamente el encargado de la Fiscalía es un personaje imparcial? ¿Recibe órdenes de alguien más? ¿Las críticas que ha recibido desde que se le admitió -bajo dudosas circunstancias- como investigador nacional tienen algo que ver? ¿Será una venganza contra algunos?
  2. La explosión en días pasados de una bomba en Guanajuato. Este lamentablemente suceso es símbolo de la polarización en la que estamos viviendo. ¿Quién puede sentir tanto odio y rencor para querer mandar una bomba? ¿Sería algo estrictamente personal o tendría que ver la delincuencia organizada?

Parece entonces que estamos viviendo en el mundo “al revés”. Sin embargo, no todas son malas noticias. Nuestro gobierno parece estar dando señales de estarse emancipando. Y eso, es algo bueno.

Tanto en la reunión de la CELAC, como apenas en las Naciones Unidas México ha sido enfático en solicitar levantar el embargo en contra de los cubanos (en una clara afrenta contra los Estados Unidos. ¿Qué está pasando en la mente de nuestros gobernantes? ¿Qué están viendo que nosotros no acabamos por comprender aún? ¿Será todo un riesgo calculado? Tengo la impresión que sí, que por alguna razón saben que Biden está atravesando momentos turbulentos en su propio país y que por lo tanto no tendrá una capacidad de respuesta real ante México. Es un riesgo, pero vale la pena intentarlo.

Asunto 2


Marcelo Ebrard. Secretario de Relaciones exteriores.

Todavía faltan poco menos de tres años para que cambie el gobierno federal. Es por todos conocidos quién es la favorida del actual presidente. Pero, ¿qué pasa con aquellos que no se sienten protegidos/ reconocidos por él?

Desde hace algunas semanas Ebrard y Monreal han estado dando señales de vida. Cada quien a su manera y estilo particular; sin embargo, parece que han aprendido de situaciones pasadas y aprendieron que la unión hace la fuerza.   Y un golpe de ellos dos juntos, seguramente sería mortal para las aspiraciones para la actual jefa de gobierno de la CDMX.

Tengo la impresión de que el binomio Monreal-Ebrard cada vez se hará más fuerte.  Me imagino que harán dupla para las próximas campañas políticas y en algún momento de 2023 romperán con el gobierno.  

La posible fractura del partido no vendrá causada por algún movimiento externo, sino por sus cúpulas. Las fronteras se han traspasado y es inimaginable que pueda haber un arreglo entre ellos tres.  Ya lo diría Darwin desde hace unos cuantos siglos: la evolución solo es cosas de los más fuertes.

Asunto 3

Parece que, ahora, sí van a vacunar a menores de edad contra Covid. Independientemente que sea tarde o no, es un acierto que se piense en ese grupo.  Afortunadamente hasta el momento la tercera ola no ha pegado tan fuerte como previamente se imaginaba.  Y podría ser un buen momento para ya tener a la mayor población posible vacunada.

Después de más de año y medio de convivir en una pandemia no sabemos cuándo terminará esta pesadilla. Nadie, salvo quizá unos pocos, se imaginaban que esto iba a durar tantísimo tiempo. ¿Volveremos a la normalidad? ¿de qué tipo será esta? ¿Los cambios implementados hasta el momento llegaron para quedarse? ¿Habrá alumnos que ya nunca lleguen a conocer la escuela o empleados que conozcan su empresa?

Hasta la próxima.

Luis Fajardo Velázquez

luisefeve@hotmail.com