El presidente de los EUA, aseguró que no se levantaran los aranceles que el ex presidente Donald Trump le impuso a China

EE.UU; lunes 4 de septiembre del 2021/agencias.- El gobierno de Joe Biden no tiene previsto eliminar los aranceles aprobados por la administración de Trump y que siguen vigentes sobre importaciones de China por valor de 360 mil millones de dólares, aunque se reiniciará el proceso de excepción que permite a los importadores eludir ese gravamen.

La representante comercial del Gobierno estadounidense, Katherine Tai, declaró este lunes en un discurso ante el ‘think tank’ Center for Strategic and International Studies (CSIS) que Washington discutirá con Pekín su cumplimiento de la ‘Fase 1’ del acuerdo comercial.

El acuerdo entre ambas potencias se firmó en enero de 2020, pero durante el primer año de vigencia del acuerdo, China únicamente cumplió el 58 por ciento de las medidas que se complementó a implementar. “China hizo compromisos que benefician a ciertas industrias estadounidenses, como la agricultura, y debemos hacer que se cumplan”, indicó Tai.

En relación con los aranceles sobre importaciones, la representante comercial no indicó una posible retirada. En su lugar, únicamente detalló que se reiniciará de nuevo un “proceso de exclusión”.

Las empresas pueden solicitar al Gobierno excluir determinados productos de los aranceles en caso de que ese producto solo esté disponible en China o si el arancel daña a la empresa importadora.

En cualquier caso, Tai sostuvo que el gobierno de Joe Biden tiene “serias preocupaciones con las prácticas comerciales de Estado y no de mercado que no fueron atajadas en el acuerdo de ‘Fase 1′”.

“Incluso con el acuerdo ‘Fase 1’ en vigor, el Gobierno de China sigue inyectado miles de millones de dólares en algunas industrias y sigue dando forma a su economía a placer del Estado, dañando los intereses de los trabajadores aquí y en todo el mundo”, indicó la representante comercial.

Tai tiene previsto iniciar “en los próximos días” una serie de “conversaciones francas” con su homólogo chino, el vice primer ministro Liu He. La representante se comprometió a dar “todos los pasos necesarios” para proteger a Estados Unidos de las “olas de daño” que han recibido en los últimos años por la “competencia injusta”.