Fue en la escuela Timberview en el estado de Texas

EE.UU; miércoles 6 de octubre del 2021/agencias.- Una persona abrió fuego este miércoles en una escuela secundaria de la ciudad de Arlington, en el estado de Texas, Estados Unidos, alcanzando a varias personas, informó la policía y la prensa local.

“Estamos en la escena de un tiroteo en la escuela secundaria Timberview”, dijo el departamento de policía de Arlington en un tuit.

Las imágenes difundidas por televisión mostraron una fuerte presencia policial en los alrededores del centro de estudios, que alberga a poco menos de 2,000 estudiantes en esta ciudad ubicada entre Dallas y Fort Worth, en el norte de Texas.

La estación local de la cadena NBC dijo que el tiroteo dejó “varias” víctimas.

En tanto, la estación de television Fox4 dijo que tres personas fueron hospitalizadas con heridas de bala.

No obstante, el alcalde Jim Ross dijo a ese canal que “al menos dos personas resultaron heridas”. Agregó que la policía “busca activamente para detener al sospechoso”.

¿Qué desató el tiroteo?
Lo que comenzó como una pelea terminó en un tiroteo en la escuela secundaria Timberview en Arlington, en Texas. El autor de los hechos se dio a la fuga.

Según las investigaciones preliminares, las autoridades creen que hubo un pelea en una de las aulas en la segunda planta entre dos estudiantes y que uno de los dos empleó un arma.

Cuatro heridos confirmados hasta el momento
En una rueda de prensa, el jefe adjunto de la Policía de Arlington, Kevin Kolvye, explicó que hay por lo menos cuatro víctimas; una de ellas sufrió heridas leves y rechazó tratamiento médico, mientras que los otros tres fueron llevados a un hospital.

Kolvye precisó que tres de los heridos son estudiantes y el otro es un adulto que creen que podría ser un profesor.

Timothy George Simpkins, principal sospechoso
El jefe de policía explicó que el principal sospechoso es Timothy George Simpkins, joven de 18 años que es alumno del centro.

Durante el suceso se cerraron los accesos al centro educativo y los estudiantes y profesores estuvieron confinados en las aulas y oficinas del instituto.

Después de un año con clases en línea debido a la pandemia, las escuelas estadounidenses reabrieron sus puertas.

Los tiroteos en escuelas han sido un auténtico problema en la sociedad estadounidense desde la masacre de Columbine, Colorado, en abril de 1999.

Desde ese ataque, que dejó 13 muertos, más de 248.000 estudiantes han estado expuestos a la violencia con armas de fuego en las escuelas, según datos compilados por The Washington Post.

La cifra incluye tanto a los que quedaron atrapados en el fuego como a los testigos y quienes fueron evacuados de las instituciones educativas cuando estallaron los disparos.

En 2018 hubo 25 tiroteos en escuelas y 23 en 2019.

El tiroteo escolar reciente más mortífero en tuvo lugar en 2018, con un saldo de 17 muertos durante un ataque con armas de fuego por parte de un exalumno de una escuela secundaria de Parkland, Florida.