*Tendrán que ser construidas y equipadas nuevamente; aulas, patios, baños y bibliotecas quedaron sumergidas en lodo

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit. 21 de octubre del 2021. Al menos 18 escuelas estatales de la zona norte,  se encuentran severamente dañadas a consecuencia del Huracán Pamela, dos de las cuales están completamente derrumbadas por la fuerza del agua.  

Los integrantes de la sección 49 del SNTE bajo la coordinación de su dirigente, Ladislao Serrano  con el apoyo de los padres de familia, armados de palas, picos, escobas y una serie de desinfectantes comenzaron esta semana a  limpiar salones, bibliotecas, patios y baños que estuvieron  sumergidos bajo el agua y hoy están repletos de lodo.

A decir del dirigente sindical, los salones de clases y su mobiliario están completamente llenos de lodo, con paredes húmedas dado a que el agua  en la mayoría de los Planteles Escolares de la zona devastada, alcanzó entre  1.5  y hasta 2 metros de altura, por lo que los propios maestros auxilian en las labores de limpieza.

Es una desgracia que los estragos de este fenómeno meteorológico  dejó  inservibles dos planteles educativos, mismos que  prácticamente desaparecieron del mapa y deben ser reconstruidas en su totalidad.

“Tenemos un registro de 18 escuelas, sin embargo, hay dos escuelas que sufrieron total  afectación que son de Telesecundaria”, indicó Serrano Vidal.

Afortunadamente, el gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero con el decidido apoyo de  la Federación anunció una derrama millonaria para restaurar las instituciones educativas que fueron dañadas en esta contingencia.

Y mientras esto sucede, una vez que existan las condiciones en los hogares de los alumnos de la zona norte, las clases serán nuevamente de manera virtual para que se continúe con el programa de estudios estipulados para el presente ciclo escolar.

Finalmente, Ladislao Serrano detalló que además la brigada de limpieza acude a los hogares de los maestros jubilados de la zona norte para ayudarlos a reconstruir sus hogares e incluso, llevan víveres y otros enseres para que no les falte alimento a las familias del magisterio que están en desgracia en estos momentos, todo con los donativos tanto de los trabajadores de la educación como padres de familia que en todo momento, muestran su solidaridad en estos momentos de tragedia.