*La OMS ha publicado una declaración en la que llama a la acción a los países a proteger a los trabajadores de la salud, ante el enorme número de muertes en este sector

EE.UU; jueves 21 de octubre del 2021/agencias.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó este jueves que desde el comienzo de la pandemia, enero de 2020, cerca de 150 mil trabajadores de la salud han perdido la vida a causa de Covid-19, por lo que instó a los gobiernos a proteger a los profesionales y empleados de este sector, porque “la fuerza, de cada sistema sanitario, son ellos”.

Por ello, la OMS ha publicado una declaración en la que llama a la acción a los países a proteger a los trabajadores de la salud. El director general de la OMS, Tedros Adhanom, lamentó esta cifra y recordó que este sector “debe ser prioritario a la hora de recibir la vacuna” y es que solo dos de cada cinco profesionales en el mundo han recibido el esquema completo de la vacunación.

Además, la situación se agrava por la diferencia entre las regiones, puesto que en África el esquema completo no llega a uno de cada diez profesionales mientras que en Europa se superar más del 80 por ciento.

“Exhortamos a que mejoren los países el seguimiento y rastreo de casos entre los sanitarios. Pedimos a los gobiernos que aseguren la protección del personal sanitario y que estén respaldados con unas buenas condiciones laborales”, sostuvo Adhanom.

En esta reunión también participó la presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), Annette Kennedy, quien fue muy crítica con la gestión de los gobiernos, a los que tildó de “incapaces” de proteger a sus colegas, “quienes han sacrificado sus vidas por los demás”, y ante esta situación, cuestionó: “¿Acaso la vida de los empleados de la salud significa tan poco?”.

“Los gobiernos tienen la obligación de cuidar y salvaguardar la vida de los profesionales. Son el recurso más valido que hay. El mundo sin ellos no está preparado para la pandemia“.

Asimismo, denunció que durante casi dos años los profesionales de la salud han tenido que trabajar sin el equipo adecuado y puso de manifiesto su sorpresa ante “la ausencia de alguna investigación ante la pérdida de vidas (…) No somos válidos para la sociedad, hay algo que está fallando y todos tenemos la responsabilidad”, señaló.

Estos datos fueron proporcionados por los Estados aunque, tal y como evidenció la presidenta de la Asociación Médica Mundial, Heidi Stensmyren, “algunos no han ofrecido sus datos” y expuso que la transparencia y la información “deben formar parte del trabajo del sistema internacional” y dejó entrever la posibilidad de crear “un tratado de pandemias”.