Fuentes del Tribunal de Justicia, revelan, que los 13 magistrados se quieren aumentar el sueldo para 2022; el Presidente del TSJ, Ismael González Parra, pretende ganar de 240 hasta 300 mil pesos mensuales y los 12 magistrados restantes de 188 hasta 220 mil pesos por mes, ésto, sin incluir aguinaldo

*El año pasado los diputados le autorizaron al Presidente del TSJ un aumento de 138 millones 197 mil pesos, para construir cinco juzgados laborales y no los construyó ni rindió cuentas de ese dinero

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit.- Lunes 25 de octubre del 2021.- Denuncian fuentes al interior del Tribunal de Justica que el Presidente del Tribunal de Justicia del Estado, Ismael González Parra, salió bravo para el dinero, pues dicen que quiere “chamaquear” a los diputados de Morena y sus aliados, exigiéndoles le autoricen un presupuesto de más de 500 millones de pesos para 2022, según él, para construir cuatro juzgados laborales, cuando la anterior legislatura ya le había autorizado 138 millones 197 mil 681 pesos en el presupuesto 2021, precisamente, para instalar cinco juzgados laborales, dos en Tepic, dos en Bahía de Banderas y uno más para las organizaciones sindicales.

En el presupuesto anual del Tribunal de Justicia del Estado, que le han autorizado los diputados en los últimos cuatro años, ha sido en promedio entre los 320 y los 350 millones de pesos anuales, para solventar pago de salarios, prestaciones, actividades ordinarias y sistema penal acusatorio.

Prueba de ello, es que los diputados de la XXXII Legislatura, le autorizaron al Poder Judicial en 2018, un presupuesto de $ 327 millones 406 mil pesos; en 2019, fueron $ 348 millones 065 mil 318 pesos y en 2020, les autorizaron un presupuesto de 348 millones 065 mil 318 pesos.

Sin embargo, para el ejercicio fiscal del 2021, los diputados le autorizaron al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), un presupuesto de 486 millones 263 mil pesos, es decir, un aumento de $ 138 millones 197 mil pesos, precisamente, para que Ismael González Parra, construyera cinco juzgados laborales, dos en Tepic, dos en Bahía de Banderas y uno más para las organizaciones sindicales, como se podrá observar en la siguiente tabla:

   Presupuesto Tribunal Superior de Justicia 2018 al 2021

2018= 327 millones 406 mil pesos

2019= 348 millones 065 mil 318 pesos 60 ctvs.

2020= 348 millones 065 mil 318 pesos.60 ctvs.

2021= 486 millones 263 mil pesos

Fuente: Presupuesto Ciudadano, página: Secretaría de Finanzas

Las cifras no mienten, las cifras ponen al descubierto la ambición, las transas y el “gandallismo” del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Ismael González Parra, quien en lugar de exigir un presupuesto de más de 500 millones de pesos, debe explicar a los diputados de Morena y sus aliados, ¿Dónde quedaron los $ 138 millones 197 mil pesos, que le autorizaron los diputados de la legislatura pasada para que construyera los 5 juzgados laborales éste año?

Es evidente, señalan las fuentes, que González Parra, quiere “chamaquear” a los 30 diputados y al gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero, exigiendo más presupuesto supuestamente para construir cinco juzgados laborales para el 2022, cuando estos ya deberían de estar construidos, para eso le autorizaron más de 138 millones en el presupuesto del 2021.

Estas fuentes del Poder Judicial, aseguran, que los 13 magistrados quieren más presupuesto, porque pretenden aumentarse el sueldo para 2022, por ejemplo, revelan que el Presidente del TSJ pretende ganar de 240 hasta 300 mil pesos mensuales (3 millones 600 mil pesos anuales) y los 12 magistrados restantes de 188 hasta 220 mil pesos por mes, es decir, 2 millones 640 mil pesos al año, sin incluir aguinaldos.

De la misma manera, pretenden pasarse de listos exigiendo un presupuesto de más de 500 millones de pesos, estableciendo como base los 486 millones 263 mil pesos, que les autorizaron para el 2021, con la finalidad de manejar tramposamente 500 millones de pesos cada año, cuando los 138 millones de pesos que les aumentaron, solo fueron para la construcción de los cinco juzgados, más no para sostener un gasto operativo de tanto dinero para el poder judicial del estado y que se ponga listos los diputados o se los traga Ismael González Parra, a quién ya le está gustando más el dinero que impartir justicia.