Por: Apostador de Cuacos

* Gerardo, Aníbal, Arturo y Tania, heredaron el cacicazgo de su papá y siguen con las mismas prácticas corruptas y de nefasto control

Hace 4 años escribí un artículo que titulé: UNIVERSIDAD ENFERMA, en alusión a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) y la situación financiera por la que atravesaba y hasta la fecha, sigue presentado. Su nuevo inquilino en la Rectoría (Jorge Ignacio Peña González) extendía la mano pidiendo dinero al nuevo gobierno para seguir sosteniendo a las mafias universitarias. A cuatro años, esto no ha cambiado; aunque ahora tenemos nuevos inquilinos en el CEFERESO del Rincón; entre ellos al líder de la mafia del SETUAN, Luis Manuel Hernández Escobedo. Pero la UAN sigue enferma, moribunda por todos los robos, desfalcos y corruptelas de que ha sido objeto por mafias universitarias. Hay esperanza de que el doctor Navarro la salve; aunque para ello tenga que extirpar todos los tumores que la afectan.

Aníbal Montenegro Ibarra. Cacique magisterial.

Anteriormente las corporaciones gremiales eran sinónimo de protección al trabajador; cuando los líderes secundados por la base trabajadora enfrentaban a los patrones para solicitar mejores condiciones de trabajo, salud y vivienda. Luego esto cambió, cuándo el gobierno sobornó a los líderes de los sindicatos. Los líderes que no aceptaron fueron desaparecidos o refundidos a la cárcel. Surge el ‘charrismo sindical’ y con él, los cacicazgos; donde el cacique decide lo que conviene a él, pero no a la base trabajadora. Los caciques se hicieron millonarios y fueron los principales fomentadores de la corrupción. ¿Quién no recuerda a multimillonarios líderes de Pemex, CFE, Ferrocarrileros y el SNTE?

Gerardo Montenegro Ibarra. Cacique magisterial.

Tendríamos que hacer un trabajo minucioso de cada uno de estos gremios; en esta ocasión hablaré del gremio educativo; aunque todos tienen el mismo principio de formación y actuación. Servir al cacique y perpetuar a la mafia que sostiene al cacicazgo.

En Nayarit, desde 1974 llegó al poder de la Sección 20 del SNTE el profesor Liberato Montenegro Villa, y no lo soltó hasta su muerte, ocurrida en julio de 2020. Pero ahora sus hijos: Gerardo, Aníbal, Arturo y Tania heredaron el cacicazgo; siguiendo con el mismo estilo de control y prácticas que favorecen a sus amigos y familiares.

El gobierno que acaba de pasar, de Antonio Echevarría García les abrió las puertas para que hicieran y deshicieran; por ello, el gobierno de Navarro ya detectó desfalcos en la administración, plazas entregadas sin concurso, aviadores y cobros indebidos. Sus alfiles de los SEPEN, como Antonio Serrano Guzmán y José Francisco Contreras Robles andan bailando en la cuerda floja; incluso, ellos son protagonistas favorecidos. Otro tanto del secuestro de la educación lo hace la mafia del gremio estatal; quienes se han dedicado a todo, menos a cumplir con los objetivos del sector educativo. Para nadie pasa desapercibido que los líderes de los gremios hayan alcanzado regidurías, alcaldías, diputaciones, senadurías y hasta gubernaturas. Poder absoluto para los hijos y adeptos al cacicazgo; impunidad y corrupción prevaleciente es la que sostiene a las mafias corporativas.

Todos estos grupos actúan de la misma forma; arrojan migajas a sus adeptos, solapan y dan protección a sus defensores. Los gremios de la UAN, el SNTE y sindicatos afines proceden de la misma manera. ¿Por qué creen que ya comenzaron a saltar como chiles verdes en comal?

Mientras sigan los mismos esquemas de los cacicazgos, el sector educativo permanecerá secuestrado. La última palabra la tiene el gobernador y claro, la sociedad, por no alzar la voz y seguir agachada.

Apostador de Cuacos