*Los campesinos no tienen dinero para volver a preparar sus tierras para la siembra

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Miércoles 03 de noviembre del 2021.- Peligra la siembra de frijol en Nayarit, las tierras para este cultivo fueron dañadas, tras el paso del Huracán Pamela y  los campesinos no tienen dinero para volver a preparar los terrenos  y la fecha límite para su siembra es a más tardar el 20 de noviembre.

El líder campesino, Antonio López Arenas, indicó que a partir de este momento, inicia la cuenta  regresiva para preparar las tierras y sembrar el frijol que es el cultivo más importante de la zafra otoño invierno pero no hay dinero para hacerlo.

“Las pérdidas mayores son porque las tierras ya estaban preparadas, son dos fierros que se les da,  es decir, dos rastreadas por hectárea, la cual cuesta mil pesos y todo eso, hay que volverlo a hacer”, lamentó el dirigente cenecista.

Esto ha provocado que muchos frijoleros pusieran en “renta” sus tierras porque no tienen dinero para prepararlas y en el peor de los caso, optarán por no cultivarlo.

“Para los que no tenemos créditos y estamos a expensas de lo que nos mandan nuestros hijos de los Estados Unidos, será difícil, volver a sembrar. Lo más probable es un 60 por ciento vayan a ser rentadas las tierras a aquellas personas que sí tienen posibilidades económicas”.

 Lo peor será para quienes no logren rentar y se queden con sus tierras sin cultivos, por lo que hay el riesgo de que en este ciclo, no haya frijol en la zona norte.

Y es que las tierras “no dan piso” porque si el frijol no se siembra de aquí al 20 de noviembre, ya no es posible sembrarlo porque luego se vienen las plagas, las heladas y otros problemas que dificulta su cosecha.

“Hago un llamado al gobernador, dado a que él ha estado frecuentemente allá y está bien enterado de la situación y pues que aproveche a consolidar los proyectos de la Presa El Recodo y de Las Cruces, que son en el río Acaponeta y San Pedro y tengan presupuesto para que se hagan realidad”, señaló López Arenas.

Finalmente, el ex dirigente de la CNC, dijo que estas presas tendrían tres propósitos: para el control de agua, la producción de energía limpia y para el riego, lo que daría oportunidad a los campesinos de tener dos cosechas mínimo al año.