Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit. Martes 09 de noviembre de 2021.- Trabajadores del sector salud se manifestaron este lunes frente a Palacio de Gobierno inconformes por recibir descuentos vía nómina  de   Financieras Privadas  “usureras” favorecidas por el gobierno anterior que se  aprovecharon de su necesidad económica.

Son al menos 750 trabajadores entre médicos, enfermeras, químicos, laboratoristas y personal administrativo  de la Secretaría de Salud de Nayarit que en su mayoría ya pagaron sus préstamos pero les siguen llegando el cobro con intereses altísimos de estas Financieras no gubernamentales, informó Zaira Murillo, vocera de los inconformes.

“Hay algunos compañeros que no tienen el adeudo, que ya liquidaron o que les están cobrando de más y otras muchas irregularidades”, afirmó.

Los inconformes piden un alto a la voracidad de estos usureros quienes lograron que les hagan descuentos de más del 80 por ciento de su salario directamente a su tarjeta bancaria.

“Hubo un tiempo en que ya no se nos descontó y de pronto, sin avisarnos va el descuento de 5 o 6 mil pesos dependiendo de la cantidad de salario de los compañeros porque hablamos tanto administrativos como médicos”.

Zaira Murillo, indicó que anteriormente  se realizó un trámite a nivel jurídico para que ya no se les descontara porque se infringe la Ley porque no les pueden descontar Financieras o  terceros que no sean gubernamentales.

Más tardaron en manifestarse que en ser recibidos por las autoridades estatales para escuchar sus demandas y buscar una solución a los trabajadores afectados.

El Secretario General de Gobierno, Juan Echeagaray aclaró que el  descuento a los trabajadores vía nómina, no se realiza por órdenes del estado, es parte de una negociación entre el Sindicato de los Trabajadores de Salud  y las empresas Financieras

Todo con el visto bueno del anterior gobierno quien permitió que estas empresas de rapiña fueran contratadas para otorgar créditos privados que cobran altas tasas de interés, donde los trabajadores  terminan pagado hasta el triple del préstamo recibido.

Para empezar, esta contratación de Financieras se hizo pese a que los trabajadores tienen el derecho estipulado en el Contrato Colectivo de Trabajo a obtener créditos internos.

Aclaró que el Gobierno no autorizó la privación del salario, simplemente se da trámite a  un convenio que anteriores administraciones y el sindicato realizaron y aquellos que solicitaron el préstamo tienen que responder al pago.

“El gobierno del estado en sus diferentes administraciones permitió ese tipo de convenios con terceros”, afirmó el Secretario.

El compromiso es ayudar a los afectados por estas empresas usureras y para ello, buscarán un encuentro con las Financieras para que bajen sus tasas  de interés porque las condiciones económicas del estado no permiten pagar lo que en su momento se había pactado.

“Se revisará  caso por caso,  lo vamos a ver y lo vamos a analizar y lo vamos tratar de resolver y la finalidad es que no se lesionen más los intereses de la clase trabajadora”, finalizó Juan Echeagaray.