•Nuestra Ley fue diseñada para garantizar que los recursos de cada derechohabiente
tengan ganancias no menores a la inflación anual registrada en el país.
• El Infonavit busca que aquellas personas que menos ganan sean las que menos interés
paguen, por lo que según el nivel de ingresos pueden acceder a una tasa desde el 1.9% o
de hasta el 10.45% anual.

Si estás pagando tu casa o estás buscando tramitar un crédito con alguna institución financiera,
seguramente ya habrás notado que todos incluyen un pago por concepto de intereses, algo que
también pasa en los préstamos que otorga el Infonavit. Hoy te explicamos el por qué.
El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) administra un
fondo mutualista. Esto significa que el dinero que se presta a las personas que tramitan un
crédito, proviene del ahorro que el resto de los derechohabientes tienen en su Subcuenta de
Vivienda y los intereses que cobra el Instituto se reflejan en rendimientos.
En palabras concretas, al tratarse de una mutualidad, los derechohabientes del Infonavit
financian a los trabajadores que piden un crédito y, con el respaldo del Infonavit, les ayudan a
alcanzar sus metas, ya sea en forma de un hogar o de un fondo de ahorro para el retiro.
Así, además de facilitar que las familias se conviertan en propietarias de una vivienda, otra de
nuestras responsabilidades es recaudar las aportaciones que los empleadores hacen por Ley a la
Subcuenta de Vivienda, monto que equivale al 5% del salario integrado de todas las y los
trabajadores.
También nos encargamos de distribuir esas aportaciones en la cuenta de cada derechohabiente,
recibir el pago de los préstamos que ya hemos entregado y hacer inversiones, esto con el objetivo
de siempre garantizar que el ahorro de cada persona tenga ganancias, pues por Ley, tu dinero
ahorrado con nosotros debe tener rendimientos al menos iguales a la inflación.
Ahora, cuando un trabajador solicita un crédito, además de obtener su ahorro de la Subcuenta
de Vivienda, accede a un préstamo. Es ahí donde se involucran todas y todos los
derechohabientes, pues con parte de sus cuentas es que se logra acumular el monto de dinero
que miles de mexicanos requieren para poder adquirir sus casas año con año. Por eso es tan
importante que todos los acreditados paguen de manera puntual sus préstamos, para no afectar
el ahorro de nadie.

Por otro lado, nosotros tenemos la responsabilidad de no poner en riesgo el dinero de ningún
trabajador. Por ello se incorpora en los créditos la tasa de interés como una forma de garantizar
que siempre haya recursos disponibles para seguir dando créditos, recuperar lo prestado y
asegurar rendimientos para el ahorro de todas y todos los trabajadores.
¿Y cuántos intereses pagarás por un crédito?
La tasa de interés es un cargo que se paga durante toda la vida de tu deuda y el monto depende
de las condiciones de contratación de tu crédito. Dado que nuestro objetivo es únicamente
asegurar que las personas accedan a una vivienda, las tasas de nuestros créditos son las más
bajas del mercado.
Además, se busca que aquellos que menos ganan sean los que menos interés paguen, por lo que
según tu nivel de ingresos puedes acceder a una tasa desde el 1.9% o de hasta el 10.45% anual.
Con esto logramos entregarte financiamientos sanos, pero sin cobrar altos intereses en apoyo a
las familias que más lo necesitan.

Yo no tengo un crédito, ¿qué gano con prestarle a los demás?
La misión de Infonavit es ayudar a las y los trabajadores a consolidar un patrimonio, ya sea en
forma de vivienda o de ahorro acumulado para el momento del retiro laboral.
Así, nuestra Ley fue diseñada para garantizar que los recursos de cada derechohabiente tengan
ganancias no menores a la inflación anual registrada en el país.
De esta forma, si al final de tu trayectoria laboral no solicitaste un financiamiento con Infonavit
o terminaste de pagarlo y seguiste recibiendo aportaciones patronales o voluntarias, tu ahorro
te será devuelto con sus respectivas ganancias. Estas se calculan tomando de referencia los
siguientes elementos:
• El rendimiento anual de la Subcuenta de Vivienda.
• Tasa de inflación de cada año.
• Incremento anual del salario mínimo.

• Incremento adicional del salario del trabajador.
• Ahorro total acumulado.
Si quieres monitorear el crecimiento de tu ahorro o consultar a cuánto asciende, puedes hacerlo
en micuenta.infonavit.org.mx. Identifica el apartado “Mi ahorro”, ahí encontrarás la pestaña
“Calculadora del ahorro”, en la que podrás ingresar tu salario mensual actual y calcular cómo se
irá incrementando tu saldo disponible cada año.
Para más detalles te invitamos a consultar infonavitfacil.mx y llamar al Infonatel, al 800 008 3900,
desde cualquier parte del país.