*Sería ilegal emplear el incremento del 3% al impuesto destinado a la UAN, para el pago de deuda

CAFÉ VIRTUAL

Por: Jorge Aguayo

Saludos Estimados Lectores. Sin duda alguna la pretensión del gobierno estatal de incrementar en el 2022 el impuesto especial para la Universidad Autónoma de Nayarit, del 12% al 15%, será un duro golpe a los bolsillos de los Nayaritas, los cuales ya no ven lo duro sino  lo tupido, pues cuando no nos llueve nos llovizna.

Pero veamos paso a paso esta “ideota” (en forma superlativa) del gobierno del estado, de su “iluminada” solución a la crisis financiera de nuestra máxima casa de estudios. Pues verán, según las declaraciones emitidas por el Secretario General de Gobierno, el cual dijo que, el pretendido incremento del 3% al impuesto especial para la UAN no iría a parar al fideicomiso que maneja el impuesto especial, sino que sería etiquetado exclusivamente para pago de las deudas que tiene la UAN.

Válgame Dios, ¡QUE DISPARATE ES ESTO!, pues en sencillas palabras, dicha medida “salvadora” del gobierno sería simple y llanamente trasladar las deudas contraídas por la UAN, PARA QUE LOS NAYARITAS LAS PAGUEN. Y digo por todos los Nayaritas, ya que según la propia ley de dicho impuesto, dice que son sujetos de este impuesto, todas las personas físicas o morales obligadas al pago de impuestos, de derechos y productos de carácter estatal y municipal.

¿Pero que creen? en la iluminada ideota, se le olvido al gobierno del estado que, la ley del impuesto especial dice claramente que, el producto de este impuesto será destinado íntegramente a fomentar e incrementar el patrimonio de la Universidad Autónoma de Nayarit y al

Financiamiento de sus actividades académicas, de extensión, vinculación e investigación.

Por lo antes señalado, queda demostrado que la pretensión del gobierno de incrementar a partir del 01 de enero de 2022, un 3% al impuesto especial para el pago de deudas, ES TOTALMENTE IMPROCEDENTE, por no querer decir ILEGAL, puesto que, el simple hecho de ingresar en las oficinas recaudadoras tanto estatal como municipales como impuesto especial para la UAN, estarían obligados por la propia ley del patronato a enterar el 100% de lo recaudado a la cuenta bancaria del patronato administrador, y no como pretende del gobierno de que solo se entregue el 12% y el 3% restante para pagar deudas.

¿Cómo la ven mis estimados?, pero ya que estamos hablando de las dichosas deudas de la UAN que el gobierno del estado pretende endilgarnos el pago a partir del 2022, me pregunto ¿a qué deudas se estará refiriendo el secretario general de gobierno?, pues verán, según los registros contables en la cuenta pública del 2020 de la UAN. Aquí debo de aclarar que tomo como referencia el informe del 2020, pues la “transparencia” con que se manejan los avances financieros trimestrales dejan mucho que desear por lo que doy como más completos la cuenta pública anual de la UAN.

Iniciamos: la UAN registra como pasivo lo siguiente:

Cuentas por pagar a corto plazo: 2,268´035,489.00

Documentos por pagar a largo plazo: 154´761,902.00

Lo que nos da un pasivo total de 2,422´797,391.00 en el 2020.

Pues bien, esto no nos dice gran cosa, solo que deben un titipuchal de centavos la Universidad, por lo que nos damos a la tarea de tratar de desmenuzar  estas cuentas, encontrándonos lo siguiente:

Las referidas cuentas por pagar a corto plazo las desglosan de la siguiente manera:

Servicios personales a pagar a corto plazo: 1,232´031,775.59

Proveedores por pagar a corto plazo: 14´571,795.06

Retenciones y contribuciones a pagar a corto plazo: 596´5265,584.79

Otras cuentas por pagar a corto plazo: 140´864,544.63

Transferencias otorgadas a pagar a corto plazo: 128´719,035.66

Lo que nos da un total de: 2,112´752,735.73

¡A caray! hay una diferencia de 155´282,753.27 entre lo que registra el informe de situación financiera y las notas de desglose, pero dejemos a un lado esto para concentrarnos a lo que nos quiere obligar el gobierno a pagar. En lo que respecta a los servicios personales a pagar a corto plazo, es totalmente  irracional que los Nayaritas paguen los salarios y demás prestaciones laborales que estaban presupuestados y que la rectoría no pagó. Lo que significa que estamos ante un claro desvío de recursos, ya que al estar presupuestado, significa que llegaron los recursos para el pago de las prestaciones laborales. Jajaja ¿y esto quiere el gobierno que los nayaritas paguemos?,

Pero sigamos, con las retenciones y  contribuciones a pagar a corto plazo, de las cuales se deben $596´565,584.79

Jajaja ya de plano el gobierno aquí no se midió, pretender que los Nayaritas paguemos lo que la universidad no enteró lo que retuvo del ISR, IMSS, INFONAVIT, SAR Y RCV de todos los trabajadores de la UAN.

¡A caray!, que yo sepa el retener y no enterar es un delito equiparado a defraudación fiscal. Y aun con esto el gobierno pretende que los nayaritas seamos cómplices de este delito al obligarnos a pagar lo que retuvo y no entero la universidad. De verdad ya ni la chiflan. Esperemos a ver que dicen de esto nuestros flamantes Diputados.

Ya ni para que seguirle sobre las deudas con los proveedores, las transferencias y otras cuentas por pagar. Ahhh. Pero si debo recordarles los 500 millones de pesos que la UAN pidió de préstamo al banco Interacciones el 30 de noviembre de 2015 a pagar a 7 años, que por cierto al 31/12/2020 se deben casi 155 millones de pesos. jejeje ¿en qué gastarían esos 500 millones?, ¿serian para pagar los millonarios prestamos que humildes trabajadores le hicieron a la UAN?. Estas serán las deudas que el gobierno del estado quiere que los Nayaritas las paguemos. En fin ya veremos y diremos. Hasta la próxima mis amigos.