Se determinó que las elecciones no fueron justas ni libres

Nicaragua; viernes 12 de noviembre del 2021/agencias.- La asamblea general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó el viernes con 25 votos a favor una resolución que rechaza los resultados de las elecciones en Nicaragua y pide al organismo una evaluación la situación en el país antes del 30 de noviembre.

La resolución, que fue presentada por ocho países las elecciones presidenciales que le dieron la reelección por cuarto mandato consecutivo a Daniel Ortega el pasado domingo, asegurando que “no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática”.

El documento también pide a la OEA convocar una sesión para hacer una evaluación “colectiva” de la situación en Nicaragua antes del 30 de noviembre y que “tome las acciones apropiadas”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió en junio a los países miembros considerar considerar aplicar el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, que suspendería la participación de Nicaragua en el organismo. El primer paso para aplicar este artículo es convocar una sesión para abordar la situación del país.

El representante de Nicaragua ante la OEA, Arturo McFields, rechazó la resolución, y aseguró que su país “ha emprendido un camino sin retorno hacia la democracia”.

“La OEA no tiene la autoridad para constituir nuestras juntas receptoras de voto (…) la OEA no es arbitro ni auditor del proceso electoral”, esgrimió McFields.

Siete países —Belize, Bolivia, Dominica, Honduras, México, San Vicente y las Granadinas y Santa Lucía— se abstuvieron del voto y uno, la propia Nicaragua, se manifestó en contra.

Estados Unidos, quien estuvo entre los países que presentó la resolución, pidió al consejo permanente que tome “más acciones” frente a Nicaragua, sin entrar en específicos.

“Las acciones de Nicaragua están en contra de la Carta Interamericana (…) y los países miembro deben mantener la presión para que el país cambie de curso”, dijo el embajador de EE. UU. ante la OEA, Bradley Frenden.

La representante de México, uno de los siete países que se abstuvieron en la votación, dijo estar en contra de decisiones que estén encaminadas a “aislar, intervenir o imponer algún tipo de sanción” a un Estado miembro. La embajadora Luz Elena Baños pidió a los estados miembros “encontrar -a través del diálogo y la soberanía- las vías que permitan fortalecer la democracia”.

La OEA es el segundo foro internacional en rechazar los resultados de las elecciones en el país centroamericano. El lunes, la Unión Europea también tildó de ilegítimos los comicios, asegurando que carecen de “garantías democráticas”. El camino al día a la jornada electoral estuvo marcado por la encarcelación de políticos opositores y las restricciones a la prensa.