Carlos Treviño es uno de los acusados por el caso de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, y es buscado en 194 países

México; viernes 12 de noviembre del 2021/agencias.- El Instituto Nacional de Migración (INM), informó que a solicitud de la Interpol, emitió una alerta migratoria contra Carlos Treviño, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Lo anterior, con el propósito de informar de manera inmediata sobre su ingreso o salida de territorio nacional por cualquiera de los puntos destinados al tránsito internacional –aéreos, marítimos y terrestres–, en virtud que dicha persona cuenta con una orden de aprehensión vigente”, indicó.

Carlos Treviño es uno de los acusados por el caso de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, y es buscado en 194 países.

El exdirector de Pemex cuenta con una orden de aprehensión en México luego de ser acusado por Emilio Lozoya de actos de corrupción.

Esta semana la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) recibió la solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR) de emitir una ficha roja para localizar a Carlos Treviño, acusado por presuntos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

La semana pasada, un juez giró una orden de aprehensión en contra del exdirector de Pemex en el periodo 2017 a 2018, por no comparecer en la audiencia en la que sería imputado por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, en el caso de la planta de Etileno XXI.

Durante la audiencia procesal, la defensa de Treviño Medina presentó un escrito en el que justificaba su inasistencia, argumentando que no había condiciones de legalidad y seguridad jurídica que garantizaran un juicio justo.

Cabe destacar que Treviño Medina, es uno de los imputados por Emilio Lozoya el pasado 11 de agosto de 2020 al señalar que le dio 4 millones de pesos por el contrato de la planta de Etileno XXI, suscrita a la filial mexicana de Odebrecht, Braskem.

Es investigado también debido a que Norberto Gallardo, exjefe de escoltas de Lozoya, aseguró ante la FGR que él llevó personalmente cuatro millones de pesos a Treviño hasta Tecamachalco, Estado de México, como parte de los mismos supuestos sobornos.