*Será para salvar al cabildo de ser destituido y para el pago de prestaciones de fin de año

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 13 de noviembre del 2021.- El Ayuntamiento de Ixtlán del Río solicitará en breve dos préstamos a la banca privada, uno para cubrir las prestaciones de fin de año y otro más,  para dar cumplimiento a los laudos heredados por la administración anterior.

La alcaldesa del lugar, Elsa Nayeli Pardo Rivera informó que lo más urgente es pedir autorización al Congreso local para recurrir a las instituciones bancarias a fin de obtener un empréstito por 8 millones de pesos con el  fin de pagar en tiempo y forma los aguinaldos y demás prestaciones decembrinas a  los cerca de 300 trabajadores municipales.

“Como varias administraciones, tenemos muchos pagos pendientes  y vamos a tener que solicitar un préstamo de alrededor de 8 millones por lo que vamos a hacer las solicitudes necesarias para pagarlo en el primer año de mi gestión”, explicó.

Al asumir el cargo de alcaldesa  de los ixtlenses, se topó con la sorpresa de  una “herencia” millonaria pero de laudos perdidos por el gobierno anterior, se tratan de juicios ganados por trabajadores que fueron despedidos de forma injustificada y hoy,  la justicia laboral, le exige haga efectivo el pago  de 91 millones de pesos.

Dinero que no tiene,  pero de no cumplir con la disposición de cubrir los sueldos caídos desde hace varios años y restituirlos en el cargo,  se caería  en desacato y hasta podría ser sancionada por las autoridades competentes.

Por eso, al Ayuntamiento de Ixtlán del Río, no le queda más remedio que recurrir a otro préstamos más, ya que si hay capacidad financiero para obtenerlo.

“Es una deuda que no se va a poder pagar, se trata de laudos ganados por personas que demandaron a la administración y poco a poco vamos a ir dando respuesta a tantas solicitudes que tenemos”, insistió Pardo Rivera.

Reiteró que la cantidad es exorbitante y van a estar “abonando” porque no se puede pagar todo, es imposible por ello, esperan tener una respuesta positiva a la solicitud que enviarán  al Congreso para obtener su  anuencia y solicitar el préstamo que les permita cubrir los adeudos con la base trabajadora.